15 de diciembre de 2015
15.12.2015

El área sanitaria de Avilés precisa cien trabajadores más, señalan los sindicatos

Las centrales lamentan el desgaste de muchos aparatos en los centros: "Los tensiómetros dan lecturas erróneas"

15.12.2015 | 02:08

La plantilla de trabajadores del área sanitaria avilesina está por debajo de la ratio de población a la que presta atención. Quienes hacen esta crítica son los representantes de la Junta de Personal, que de acuerdo a los datos que manejan, consideran que solo en las categorías de enfermeras y auxiliares el déficit es de, al menos, cien empleados. "Es obvio que con una plantilla tan mermada la atención que se da a los usuarios no puede ser del nivel de calidad que venden los directivos sanitarios", manifiestan los miembros de las centrales. Y añaden al respecto: "A esta circunstancia hay que sumar que gran parte de las jubilaciones y bajas definitivas no se cubren en muchas categorías profesionales y que los permisos retribuidos que se conceden no son cubiertos por personal eventual en los centros de primaria sino por el resto de trabajadores, que tienen que asumir las cargas de trabajo de sus compañeros no sustituidos más las suyas". La Junta lamenta que ni la dirección del área ni el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) "ponga remedio".

Ante esta situación, señalan, muchos trabajadores demandantes de empleo en el área avilesina están cambiando a otras áreas donde se producen más contrataciones. "A este ritmo nos quedaremos sin profesionales sanitarios y no sanitarios para contratar en la comarca ya que o no se les llama o se les ofertan contratos pírricos en los que, a veces, tienen que cubrir distintos servicios durante la misma jornada", subrayan. La Junta califica a su vez de "medida economicista" el cierre de plantas, que perjudica a los pacientes pendientes de cama y que, a su juicio, explica la congestión que sufre periódicamente el servicio de Urgencias.

Más aún, los sindicatos reprochan la calidad de los aparatos y el material usado tanto en el Hospital San Agustín como en los centros de salud. "Los nuevos tensiómetros y glucómetros, además de escasos para la población atendida, dan lecturas erróneas porque son de mala calidad con las consecuencias que para la salud de los pacientes puede suponer un error de estos aparatos", recalcan. Añaden: "Lo mismo ocurre con el material desechable", puntualizan. Ante esta situación, la junta de Personal del área sanitaria avilesina emplaza al gerente del Sespa y a al consejero de Sanidad "a que busquen soluciones a este grave problema".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine