Lne.es »
Las cartas de Avilés y Comarca

Para Cáritas es Navidad los 365 días del año

16.12.2015 | 02:07

Un año más, llega la Navidad, la época en la que recordamos el nacimiento del Niño-Dios; la época de los buenos deseos; del acercamiento a los parientes y amigos, a los que -tal vez- no veamos más a lo largo de los próximos meses; la época de las comidas y las cenas en mesas bien surtidas; de las felicitaciones y de las calles iluminadas; de los árboles engalanados y de los belenes; de la entrañable música de los villancicos y de la paga extraordinaria?

Pero ¿cómo vivimos, hoy la Navidad? ¿Tal vez la vivimos como aquella señora que lloraba todas las muertes que se producían en su pueblo, pero que jamás preguntaba quién era el muerto? ¿No es cierto que cada año conmemoramos la Navidad, la Natividad de Cristo pero sin Cristo? Le pusimos tantos envoltorios y artificios que se nos veló el rostro del que nacía. Nos quedamos con la cáscara y se nos perdió la almendra. Frente a la Navidad que celebra el hecho de que Dios se haya querido hacer hombre, hoy celebramos en nuestros pueblos, villas y ciudades, la Navidad turística, la Navidad postal, la Navidad gastronómica y la Navidad consumista. Pero no la Navidad con mayúsculas. A la vuelta del calendario entraremos en enero, en el primer mes del nuevo año, al que solemos verlo como una "cuesta de difícil subida", que volverá a serlo mucho más para las familias y las personas que viven una difícil situación económica por la falta de trabajo y con escasas esperanzas de escapar de esa tremenda lacra social que es el paro. Estas personas, estas familias, desde un silencio clamoroso demandan la ayuda de nuestros gobernantes, pero también la nuestra: la suya y la mía. En Cáritas Arciprestal de Avilés -que acoge parroquias de Illas, Corvera, Castrillón, Gozón, Carreño y el propio Avilés- encaramos el nuevo año 2016, con muchos retos por delante.

Hoy, con su permiso, voy a hablarles de Cáritas, que es la Iglesia Católica ejerciendo la Caridad y trabajando por la Justicia. Cáritas existe en España desde el año 1947 y además de "dar de comer al hambriento; de beber al sediento y de vestir al desnudo", se ocupa y preocupa de los que salen de la cárcel y se ven libres y en medio de la calle, pero sin trabajo, sin vivienda y sin medios propios para subsistir. Cáritas se ocupa de los ancianos que viven en soledad y que, o bien no tienen plaza en las residencias públicas de la Tercera Edad o no tienen medios suficientes para solicitar una plaza en una residencia privada. En Cáritas entendemos que mejor que dar comida al que la demanda, es dar vales de alimentos y aún mejor que vales, es dar dinero en metálico, para que las personas necesitadas acudan al supermercado o a la tienda de la esquina y ahí adquieran los productos que precisen.

Desde Cáritas acompañamos a las familias que necesitan vivienda y muebles para hacerla habitable; de quiénes precisan ropa para vestirse; de quién demanda algo tan fundamental -pero que no cubre nuestro sistema sanitario- como es el arreglo de la boca o la provisión de gafas. En Cáritas ofrecemos formación que va desde cursos de agricultura ecológica, que se imparte en la Bio-escuela de Valliniello, hasta el taller que llamamos "Horizontes", que es un proyecto formativo, cuyo objetivo es facilitar el acceso al mundo laboral, en el ámbito del empleo doméstico, en la hostelería y en el cuidado de personas dependientes. También hemos puesto en pie, Cáritas-Labora, un servicio en el que se ayuda a los parados de larga duración y a las personas que presentan especiales dificultades para acceder a un trabajo por cuenta ajena, a encontrar empleo. Igualmente desde el programa de menores y familia, contamos con cuatro Centros Infantiles de Día -los denominados, Colores, En Casina, Arco Iris y Parchís- en los que acogemos a niños con dificultades socio familiares y/o psicosociales.

Para mantener todos estos proyectos y otros más como la Casa de Acogida "Luz Rodríguez Casanova", de Valliniello, o el acompañamiento y atención de las personas que se esfuerzan por abandonar el infierno de la droga, pedimos vuestra colaboración.

Por todo ello, la primera ayuda que les solicitamos, -dado que somos católicos-, es su oración. Luego, su cooperación personal, haciéndose voluntarios y dedicando parte de su tiempo a trabajar por los que -en no pocas ocasiones- no tienen más que su pobreza. Y finalmente les pedimos su ayuda económica a través de donativo y de colectas. En el año 2014, atendimos a 1.134 familias, con un total de 2.690 personas, para lo que dedicamos un total de 415.000 euros. Créanme ustedes que euro que pongan en las manos de Cáritas, euro que llega íntegramente a sus destinatarios, que no son otros, que los más desfavorecidos de nuestra sociedad. Aquí, ni un céntimo de euro se queda por el camino y tengan también presente que todos los que llaman a las puertas de las Cáritas del Arciprestazgo de Avilés, a todos se les abre, se les acoge, se les atiende y se les acompaña, porque jamás se discrimina a nadie ni por su ideología política, ni por el color de su piel, ni por su credo religioso. En Cáritas, se lo aseguro, no quedamos indiferentes ante el sufrimiento de los seres humanos, cuando les son arrebatados sus derechos y no pueden vivir dignamente por la injusticia de otros.

Esta es -a grandes rasgos- la tarea que nos disponemos a llevar a cabo a lo largo y ancho del ya inminente año 2016, los 300 voluntarios del Arciprestazgo avilesino y lo haremos a través de nuestras Cáritas Parroquiales y de nuestros Centros de Formación y de Acogida. Doy las más expresiva gracias a nuestros voluntarios, socios y colaboradores, y a todos ustedes les digo que si pueden, si confían en nosotros y si quieren, por favor, ayúdennos. Hagan posible que este año la Navidad la celebremos con letra mayúscula y que no se limite sólo al período comprendido entre Nochebuena y Reyes, sino que el espíritu navideño se extienda durante los doce meses del año.

Muchas gracias y Feliz Navidad para todos ustedes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine