Bruselas "hunde" al sector pesquero regional al rebajar los cupos de casi todas las especies

La cuota de merluza caerá en 2016 un 21,5 por ciento; la cigala, un 21, y el rape, un 14

17.12.2015 | 04:41
Concentración de marineros asturianos, ayer, en el puerto de Cudillero. Al fondo, una pancarta con el lema "Cupos y repartos justos".

Tocado y casi hundido. Así podría quedar el sector pesquero asturiano con las cuotas aprobadas en la madrugada de ayer por los ministros de Pesca de la Unión Europea. La flota, sobre todo la artesanal, se enfrenta a bajadas en los cupos de todas sus especies objetivo -unas 4.000 toneladas menos en total-, que ya tiene unas restricciones con las que apenas consiguen llegar a final de año. "No sé qué pasará con nosotros. Tenemos el futuro cada vez más negro", se lamentaba ayer Dimas García, presidente de la Federación de Cofradías. La situación, no obstante, podría haber sido aún peor ya que la previsión era un mayor recorte de los Totales Admisibles de Capturas (TAC) para el próximo año.

España logró reducir las drásticas bajadas que planteaba en un primer momento la Comisión Europea en especies como la merluza, el rape y el gallo y consiguió mejorar cuotas, como el jurel o el boquerón. Sin embargo, los stocks más afectados son los del litoral del Cantábrico noroeste, los que atañen a la flota asturiana. Los pescadores verán reducido en un 21,5 por ciento el cupo de merluza en el caladero sur -en un inicio la bajada era del 60 por ciento- y la cuota española pasará de las 8.848 toneladas de 2015 a las 6.946 de 2016. También sufre un recorte del 14 por ciento las posibilidades de pesca del rape y del 1 por ciento el gallo. Se reducen, además, las capturas para cigala del Cantábrico en un 21 por ciento y de la bacaladilla, un 7 por ciento. En las negociaciones europeas, también se decidió que la cuota de caballa se reduzca el año que viene en un 15 por ciento, cuando la previsión inicial era de un 40 por ciento.

Las dos únicas especies con interés para la flota asturiana, sobre todo para el cerco, que mejoran sus cuotas para 2016 son el jurel, que aumenta en un 27 por ciento, y la anchoa. En este último caso, Bruselas se comprometió a revisar al alza el TAC de la anchoa en el Golfo de Vizcaya en caso de un acuerdo entre los sectores español y francés para cambiar la regla de explotación. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, mostró ayer su satisfacción con el acuerdo alcanzado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine