Lne.es »

Los scouts encienden la esperanza por Navidad

El colectivo celebra en la iglesia de San Antonio una ceremonia en torno a una vela con luz procedente de Belén

26.12.2015 | 03:54
Niños y jóvenes del Grupo Scout Caph, durante la ceremonia de reparto de la luz en la iglesia de San Antonio.

El Grupo Scout Caph celebró en Nochebuena la ceremonia de reparto de la luz de la paz de Belén en la iglesia de San Antonio. La intención de esta tradición de origen austriaco que el colectivo avilesino viene realizando desde hace trece años es "reivindicar el significado de la luz en relación al mensaje de Jesús de paz, igualdad y esperanza para conseguir un mundo más justo y solidario", apunta Javier Díaz Morán, jefe de la formación local, asociada al colegio salesiano y compuesta por 88 niños y jóvenes con edades comprendidas entre los 6 y los 21 años.

Vecinos de la ciudad y de otros puntos de Asturias ajenos a la familia scout se sumaron en la antigua iglesia de los Padres a este encuentro, que comenzó con la entrada en el templo de los hermanos Pablo y Diego Santos, de 6 y16 años, respectivamente, portando la luz procedente de Belén. "Es una ceremonia sencilla, con la lectura de los evangelios. La luz que entra en la iglesia se coloca frente al altar y posteriormente se reparte entre los asistentes, que se la llevan a casa", apunta Díaz Morán.

La luz de la paz es una iniciativa de Scouts y Guías de Austria, que con la colaboración de diferentes países, reparten la luz encendida cada año por un niño austriaco, unas semanas antes de Navidad, en la cueva donde tuvo lugar el nacimiento de Jesús. De Belén, la vela encendida viaja a Viena. En una ceremonia ecuménica que se celebra en la capital del Danubio se distribuye a los representantes scouts de numerosos países, entre ellos España. En esta ocasión, fue recogida por una delegación de Scouts de Aragón, que la trasladaron a Teruel. Posteriormente, a la ciudad fundada por Alfonso II acudieron nueve representantes de Asturias -dos de ellos de Avilés- que la acercaron al Principado y repartieron entre los grupos de la región.

Sólo dos días después de este encuentro religioso, que llenó de fieles San Antonio, 82 jóvenes del movimiento católico de Avilés emprenden hoy rumbo hacia Cistierna para participar en el campamento de Navidad, que se prolongará durante cuatro días. En este tiempo, los pequeños realizarán actividades dentro del albergue, mientras los mayores emprenderán alguna ruta por los alrededores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine