La playa de Salinas ya da señales de la pérdida invernal de arena

La falta de refuerzo del muro del Espartal indigna a los vecinos: "Tiene cavidades por las que entra el mar y se puede derrumbar"

04.01.2016 | 03:48
El extremo oriental de la playa de Salinas, el pasado sábado por la tarde.

El invierno y el fuerte oleaje de estos días han comenzado a minar la playa de Salinas, que hasta ahora conservaba la arena que llegó durante las últimas semanas del pasado verano. La escollera de refuerzo del muro del paseo marítimo, cubierta de arena hasta ahora, ya es visible en algunos tramos. Los residentes en las inmediaciones del paseo marítimo están resignados a pasar un invierno más con la incertidumbre que les genera la desaparición del árido. No así los vecinos más próximos a las dunas de El Espartal, que esperaban que la demarcación territorial de Costas acometiera el refuerzo de la escollera antes de que llegaran las tempestades. La falta de ejecución de esos trabajos genera duras críticas, alimentadas por el temor a los daños que pueda causar la périda de arena en la zona.

El Gobierno central tiene prevista la reparación de la escollera de la playa de Salinas, en la zona este del paseo marítimo, en las inmediaciones de El Espartal, aprovechando las obras que está ejecutando en el marco del plan de impulso al medio ambiente para la adaptación al cambio climático en España (PIMA-Adapta), que ha puesto en marcha en todo el territorio nacional el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y que, en Castrillón, supone una inversión de 40.000 euros. Los vecinos de los edificios más próximos a las dunas de El Espartal llevan tiempo reclamando medidas urgentes para garantizar la seguridad de sus viviendas, preocupados por los "mordiscos" causados por el mar y el viento en el frente dunar que limita con la playa.

La demarcación de Costas en Asturias, no obstante, tiene previsto reforzar la escollera con el objetivo de mejorar la seguridad de la senda peatonal que transcurre por las pasarelas de madera de El Espartal. La escollera se encuentra en buen estado, según las comprobaciones realizadas por los técnicos de Costas hace unos meses, aunque los afectados discrepan del diagnóstico. "La escollera tiene cavidades por las que entra el mar, y si no se refuerza inmediatamente este invierno puede caer", sostienen los residentes.

El mal endémico de la pérdida de arena en Salinas ha restado bañistas durante las últimas temporadas estivales. En el verano de 2015, la playa tuvo unos 44.400 usuarios lo que supone casi 45.000 menos que en 2014 y 283.000 menos que en 2013, año en el que se contabilizaron casi 685.000 usuarios, siempre en el periodo comprendido del 1 de junio al 31 de agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine