Lne.es »

Los Reyes traerán paraguas

La cabalgata de Avilés, si la lluvia lo permite, tendrá el atractivo de la música africana y los bailes de Bollywood

05.01.2016 | 03:42
El cartero real, Aliatar, fotografiado ayer con niños de La Carriona.

Confirmado: si a Papá Noel no le arredra la nieve, a los Reyes Magos no les achica la lluvia. Y por eso esperan que esta tarde, cuando lleguen a la comarca de Avilés para ser los protagonistas absolutos de las tradicionales cabalgatas, no falte ningún niño a la cita. Si lloviese, que es muy probable según la predicción meteorológica, para eso se inventaron los paraguas, indicó un portavoz de Sus Majestades de Oriente. Nada puede frenar el torrente de ilusión y magia que correrá esta tarde por las calles de Avilés, Piedras Blancas, Luanco, Las Vegas, Trasona, Soto del Barco y La Arena, las principales localidades por donde se dejarán ver Melchor, Gaspar y Baltasar.

La organización de la cabalgata avilesina ya lo tiene todo a punto para el buen desarrollo del cortejo. Como en años anteriores, los Reyes Magos llegarán a Asturias en avión; se les espera en el aeropuerto a las 16.55 horas y los más madrugadores podrán montar guardia en la pista desde las 16.00 horas para no perderse ni un detalle de la bienvenida oficial a los monarcas.

Tras un breve refrigerio en un lugar no precisado, Sus Majestades subirán a una moderna embarcación dotada de amplias medidas de seguridad que les llevará, ría a arriba, hasta el puerto deportivo de Avilés, donde serán recibidos a la altura de la escultura "Avilés" por la concejala de Festejos, Ana Hevia, y cuantos avilesinos deseen ser los primeros en aclamar a los Reyes.

El siguiente punto del itinerario real es el polideportivo del Quirinal, donde estarán dispuestas las carrozas que utilizarán Melchor, Gaspar y Baltasar en su espectacular desfile por las calles de la ciudad y que llevan las firmas de los artistas locales Pepe Espiña, Esther Cuesta y Gonzalo de la Cera. A las 18.30 horas está anunciado el arranque de la comitiva.

El honor de abrir el itinerario que llevará a los Magos de Oriente hasta la plaza del Ayuntamiento lo tendrá el cartero real Aliatar, que, incansable, aún ayer visitó varios lugares de la comarca -como el barrio avilesino de La Carriona- para recoger los últimos pedidos de los más pequeños. Aliatar montará un caballo e irá acompañado de una docena de jinetes. Dada la presencia de animales que podrían ponerse nerviosos, la organización aconseja extremar las medidas de seguridad y recuerda que está prohibido arrojar objetos a los integrantes de la cabalgata así como usar sprays. Aparte de a una multa, quien quebrante esa norma se arriesga a que los Reyes sólo le dejan carbón.

Bandas de tambores anunciarán con gran estruendo la llegada de cada Rey Mago. Melchor irá acompañado por danzarinas árabes de la academia Nayda y del grupo de música marroquí Al-Fol. Gaspar comparte con los avilesinos el exotismo de una compañía de Bollywood (la fábrica de cine de India). Y con Baltasar, fiel a sus orígenes, retumbarán en Avilés los contagiosos ritmos africanos. A la cola de la cabalgata irán los camiones cargados de regalos y carbón, juguetes y seres de ficción que cobran vida por unas horas, un grupo de damas gigantescas que ayudarán a los Reyes a hacer su reparto de ilusión en la mágica noche y la Banda de Música de Avilés.

Para que todo vaya como la seda, la Policía Local de Avilés ha preparado un amplio despliegue de tráfico que incluye el cierre de ales y el desvío de la circulación por otras, así como limitaciones al aparcamiento en las vías afectadas por la cabalgata. Los Reyes tomarán la palabra en la plaza del Ayuntamiento, donde es probable que se hagan fotos con sus pequeños admiradores, y luego visitarán a los niños enfermos que están ingresados en el Hospital, desde donde comenzarán la ardua tarea de llevar ilusión a todas las casas. Incluso aunque llueva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine