Lne.es »

Un joven se enfrenta a 39 años y medio de cárcel por siete asaltos en once días

La mayoría de las víctimas del atracador, de 19 años, son menores a quienes quitaba el móvil, salvo tres mujeres, que sufrieron un tirón

10.01.2016 | 04:19
Una joven muestra su móvil en la plaza Álvarez Acebal.

Un joven cometió hace poco más de un año un total de siete asaltos de los que fueron víctimas diez personas en el centro de Avilés. El chaval atracó a ocho menores de edad -aunque a uno de ellos no logró quitarle nada-, y robó por el procedimiento del "tirón" a tres mujeres, dos de las cuales sufrieron lesiones de consideración, siempre según el escrito de acusación del ministerio público. Lo chocante del caso es que cometió todos estos robos en el escaso plazo de once días, entre el 29 de noviembre y el 9 de diciembre de 2014. La fiscal Inmaculada Rodríguez Montequín solicita la friolera de 39 años y medio de cárcel para el joven acusado, que ahora tiene 19 años (tenía 18 cuando ocurrieron los hechos). El juicio tendrá lugar mañana en el Juzgado de lo penal número 2 de Avilés.

El muchacho -J. B. B., defendido por el abogado Fernando Barutell- lleva poco más de un año en la prisión de Villabona, desde que la Policía puso fin a su loca carrera de asaltos. El primero de ellos se produjo el 29 de noviembre de 2014, en la plaza de Álvarez Acebal. Sobre las nueve y media de la noche, se acercó a dos chicos de 14 años, que estaban sentados en las escaleras de la plaza. "¿De dónde sois? ¿Cuántos años tenéis?", les preguntó, para ponerse a continuación más amenazante: "Dadme vuestros móviles y las carteras si no queréis que os saque la navaja". El botín fue ciertamente exiguo. Uno de los chicos llevaba solo 80 céntimos y un Samsung Galaxy III Mini. El otro, 8 euros y un LG L7 II.

Según la fiscal, el acusado volvió a las andadas al día siguiente, en dos ocasiones. Primero, a las nueve y cuarto de la noche, en el parque de Las Meanas, se atrevió con tres chicos, a quienes exigió que le siguieran amenazando con que tenía una navaja. Los menores, todos de 14 años, le acompañaron hasta la zona de juegos infantiles, donde les pidió que le enseñaran lo móviles. Le entregaron dos Samsung Galaxy. El tercero de los adolescentes se levantó del banco y el atracador, al ver que se resistía, decidió huir del lugar. Menos de dos horas después, sobre las once, también en el parque de Las Meanas, se acercó a un joven de 15 años y le espetó lo mismo que a los anteriores. Le quitó la cartera, en la que llevaba 15 euros, y otro Samsung Galaxy.

Al día siguiente, 1 de diciembre, volvió a atreverse con dos chavales, esta vez de 16 años, que caminaban juntos por la calle Antonio Rodríguez. Les dijo que tenían que hablar, pero los chicos no le hicieron caso, por lo que decidió ponerse un poco más agresivo. Al llegar a la altura de un garaje, agarró a uno de ellos por el brazo, lo metió en la entrada del aparcamiento y le solmenó una bofetada. A éste le cogió un móvil LG E-400, y al otro chico dos: un Samsung Galaxy y un Sony Xperia.

J. B. B. escaló un peldaño en su carrera delictiva al día siguiente, 2 de diciembre, al cometer su primer "tirón". La víctima fue una mujer que caminaba por el parque situado en la confluencia de Juan XXIII y Fernando Morán. El acusado le agarró el bolso y huyó con 600 euros, un móvil valorado en 128,62 y unas gafas graduadas. Además, la víctima sufrió una luxación en un dedo que tardó en curar 74 días. Como secuela, no puede extender la falange.

El acusado no volvería actuar hasta el 9 de diciembre, aunque lo hizo por partida doble. Sobre las siete de la tarde, le quitó el bolso a la carrera a una mujer que caminaba por la calle González Wes. La mujer perdió cuarenta euros. Dos horas y media después, a las diez menos veinte de la noche, cometió otro "tirón" en la calle Prado. La víctima cayó al suelo y sufrió lesiones en el rostro, concretamente en una ceja, donde le quedó una cicatriz. A consecuencia del impacto, se le rompieron unas bifocales valoradas den 935 euros. Poco después, el presunto autor de estos robos sería detenido por la Policía e ingresó en prisión el 12 de diciembre de 2014.

La fiscal pide tres años y medio de cárcel por cada uno de los diez robos consumados por el joven, año y medio de prisión por el robo que intentó a un adolescente y tres años por las lesiones sufridas por las dos mujeres asaltadas: en total 39 años y medio entre rejas. Además, solicita indemnizaciones para los perjudicados por unos 7.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine