El PSOE esperará por las ayudas europeas para abrir el Semáforo

El gobierno quiere habilitar en el edificio un observatorio y un centro de interpretación

10.01.2016 | 04:19
El Semáforo de Peñas.

El gobierno local prefiere ser prudente y no quiere dar plazos sobre la posible apertura del edificio del Semáforo de Peñas, ubicado en la recta que da acceso al faro. El concejal de Cultura, Manuel Hernández Barrios, afirma que la inauguración del futuro observatorio y centro de interpretación de la flora y la fauna del entorno está directamente ligada a asuntos económicos. Los socialistas gozoniegos confían en poder abrir antes de que finalice el mandato, pero resaltan que la apertura no será una realidad hasta no disponer de una partida de los fondos europeos Leader.

"El edificio lleva cerrado varios años y, cada día que pasa, todo se va deteriorando", señala Hernández Barrios, que considera que el interior del inmueble cuenta con materiales que aún puede ser recuperables, aunque "hay otros que no". La intención es habilitar el edificio como un observatorio y aprovechar la primera planta para admirar el entorno de Peñas, la isla de La Erbosa y la zona rural de Viodo, entre otros enclaves del municipio que pueden ser vistos desde el Semáforo. "Queremos desarrollar un equipamiento cultural y para ello, no solo es necesario abrirlo, hacen falta más detalles", añade.

La edil de Hacienda y portavoz socialista, Arantza Peláez, defiende que su grupo municipal, cuando estaba en la oposición, reclamó al PP un plan de explotación del edificio, es decir, las claves para saber qué personal y qué recursos necesitaría el que será el segundo centro de interpretación del concejo, que se suma al dedicado al medio marino y ubicado en la planta baja del faro Peñas. El anterior gobierno del PP tenía la intención de habilitar una cafetería en la planta baja del Semáforo, cuestión que fue rechazada por el PSOE.

El proyecto de acondicionamiento del viejo edificio en ruina data de 2003, coincidiendo con el primer año de mandato de los populares. El edificio fue financiado en un 33 por ciento con cargo al antiguo plan de romanización turística de la Mancomunidad del Cabo Peñas. El resto, casi un millón de euros, se abonó con cargo a las arcas municipales. El actual diseño del Semáforo nació de un proyecto de Jacobo Bauzada tras ganar un concurso de ideas. El equipamiento cultural se construyó sobre un viejo edificio de señalizaciones marítimas, de ahí su nombre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine