Lne.es »
GOZÓN

Un jurado provincial decidirá si la deuda de Balbín supera los dos millones de euros

El Ayuntamiento buscará financiación para pagar a los propietarios expropiados por la construcción de la zona deportiva

26.01.2016 | 12:11
Un entrenamiento del Marino en las instalaciones de Balbín.

Las instalaciones deportivas de Balbín, ubicadas a la entrada de Luanco, están en uso desde 2005. Sin embargo, el Ayuntamiento aún no ha hecho frente al pago por los 40.000 metros cuadrados expropiados a varios dueños. El jurado provincial de expropiación emitirá un dictamen en las próximas semanas en el que fija la cantidad definitiva que el Consistorio deberá desembolsar. Actualmente, la cifra alcanza los 2,5 millones de euros al tasarse cada metro cuadrado a 36 euros. Tanto el Ayuntamiento de Gozón como los propietarios recurrieron esa decisión, unos por considerarla demasiado alta y otros por lo contrario.

"La deuda que resulte no se puede hacer frente de carácter inmediato tal cual están las arcas económicas, por lo que tendremos que buscar financiación", señala el alcalde, Jorge Suárez. "Si la cifra se incrementa aún más, que no lo deseamos, la economía local será más que crítica", añade el Regidor.

Cabe la posibilidad de que el precio a pagar por los terrenos llegue a subir al doble, a más de sesenta euros por metro cuadrado, lo que derivaría en un pago cercano a los cinco millones de euros. Eso sí, ante las especulaciones, la última palabra está en el jurado provincial de expropiación, ya que incluso hace más de un lustro se llegó a decir que el precio por metro cuadrado podría rondar los 100 euros.

"Nos comunicaron que puede haber una resolución en las próximas semanas, por eso podemos afirmar que el pago de las expropiaciones de Balbín es una de las cuestiones -junto con la remunicipalización del agua- que ralentizan la presentación del presupuesto", señala Jorge Suárez.

Los terrenos para habilitar el campo de fútbol de hierba sintética, las canchas de tenis y el aparcamiento público con capacidad para decenas de coches fueron expropiados en un principio como suelo rústico. Eso derivó en que el Ayuntamiento abonara entonces medio millón de euros, es decir, a 8,64 euros el metro cuadrado. Los propietarios consideraron que esa cantidad no era suficiente, recurrieron y, años después, en 2011, consiguieron que ese suelo fuera catalogado como urbanizable. Es decir, que el precio a pagar por el Ayuntamiento aumentaría considerablemente. Una sentencia del Tribunal Supremo fechada el 5 de enero de 2011 avaló las tesis de los dueños del suelo de Balbín.

Tras años de litigio entre el Consistorio y los propietarios, el actual gobierno entiende que ha llegado el momento de asumir la deuda. "No toca mirar para otro lado", afirma el regidor gozoniego, que quiere que el jurado de expropiación fije una cantidad cuando antes para aparcar este asunto con más de una década de tramitaciones.

Durante el gobierno del PP, el Ayuntamiento entonces presidido por Salvador Fernández también buscó alternativas para que el pago de los terrenos se hiciera de manera escalonada. La cantidad de la deuda se fijará en las próximas semanas y, una vez abonada, el Ayuntamiento aparcará uno de los asuntos que todavía colean de la pasada década.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine