Lne.es »

Julio Pardo pasó casi dos días junto al cadáver de su mujer, asesinada a golpes

El pastelero sostiene ante el juez que no recuerda lo que pasó en la madrugada del 26 de enero, cuando supuestamente mató a su esposa

03.02.2016 | 13:29
El presunto asesino, en camilla, el pasado miércoles.

El pastelero avilesino Julio Pardo pasó casi dos días junto al cadáver de su mujer, Ascensión (Susi) Amores, en el piso del Carbayedo en el que convivían. Las investigaciones apuntan a que la mujer, de 46 años, murió por los fuertes golpes que le propinó presuntamente su marido en la cara y la cabeza con una llave inglesa y la autopsia reveló que llevaba más de treinta horas muerta. Todo parece indicar, según fuentes de la investigación, que el crimen se perpetró en torno a las cuatro y media de la mañana del lunes al martes de la semana pasada (26 de enero), cuando un vecino del matrimonio se despertó por las voces de una mujer que gritaba "¡Julio, Julio, esto no me lo hagas, esto no me lo hagas!" El presunto asesino, que ha pasado su primera noche en Villabona, aseguró al juez a cargo del caso que no recuerda lo que pasó aquella madrugada y tampoco qué hizo durante las 35 horas que pasó en la vivienda con su mujer, ya inerte, explicaron fuentes próximas al caso.

Las investigaciones realizadas hasta el momento concluyen que Julio Pardo la emprendió a golpes con su mujer utilizando como arma homicida una llave inglesa que fue localizada bajo la cama del dormitorio. La herramienta estaba ensangrentada. Susi Amores tenía algún golpe en otras parte del cuerpo, si bien responden a los impactos que recibió intentando defenderse de su agresor. Las fuentes consultadas sostienen que el cuerpo presentaban síntomas de asfixia (los investigadores localizaron en el escenario del crimen una almohada manchada de sangre), pero los primeros exámenes médicos apuntan a que el desencadenante de la muerte fueron los golpes que recibió en la cara y en la cabeza. Los investigadores creen que el autor del crimen se aseguró de conseguir su objetivo, segar la vida de Susi Amores.

Al día siguiente nadie tuvo noticias de los gerentes de la pastelería La Duquesita. Como cada martes, el negocio de la calle Fernández Balsera cerró al público por descanso. Entonces el cuerpo de la confitera ya llevaba horas tendido en el suelo del dormitorio, inerte, junto a un charco de sangre. Y así permaneció, según la investigación, hasta el miércoles, hace hoy una semana. Familiares de Susi Amores alertaron a la Policía Nacional. Llevaban días sin tener noticias suyas y el negocio permanecía cerrado. Cuando los agentes consiguieron acceder al piso del matrimonio (el 6º. A del número 11 de la calle Ramón y Cajal) con la ayuda de los bomberos, localizaron a la mujer muerta en el dormitorio y a su marido, Julio Pardo, en otra estancia de la vivienda. Eran poco más de las dos de la tarde. Siempre según fuentes de la investigación, el hombre se encontraba completamente ebrio (en la casa localizaron dos botellas de whisky vacías) y había consumido fármacos. El presunto asesino abandonó el domicilio en camilla y fue trasladado en ambulancia al hospital poco después de las tres de la tarde. Ahora, aseguran las mismas fuentes, no recuerda absolutamente nada de lo que pasó aquellos tres días.

Juicio por jurado

El titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 5 de Avilés, Julio Martínez Zahonero, iniciará a corto plazo los trámites para que la instrucción del caso continúe por el procedimiento del jurado, según fuentes judiciales. Así, será un tribunal popular quien decidirá la condena para Julio Pardo por acabar con la vida de su mujer. El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial, en Oviedo, y el acusado se puede enfrentar a una pena de hasta veinticinco años de prisión.

La defensa de Julio Pardo corre a cargo del letrado ovetense Félix Guisasola y la abogada María Martín González, con despachos en Mieres y Oviedo, se ha personado como acusación particular en representación de la familia de la víctima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine