Lne.es »

Los trabajadores de Saint-Gobain rechazan el plan de recortes y proponen ir a la huelga

El sindicato UGT solicita sin éxito a la dirección de la compañía que retire los puntos que "merman el convenio laboral"

04.02.2016 | 10:28

Si la dirección de la compañía Saint-Gobain Cristalería no retira el plan de recortes que afecta a sus empleados de Avilés habrá huelga. Los trabajadores afiliados al SOMA-FITAG-UGT de la planta que la multinacional francesa tiene en La Maruca acordaron ayer iniciar movilizaciones en defensa de un convenio laboral firmado hace pocos meses y que, según su criterio, se vería mermado por el tijeretazo propuesto por la dirección de la compañía a mediados del pasado mes de diciembre. "Pedimos estudiar el plan dejando de lado los puntos que chocaban con el convenio. Nos dijeron que no, que el plan de competitividad era una unidad y que se tenía que aplicar como una unidad", señaló un portavoz sindical. El plan presentado tiene como objetivo ahorrar 1,8 millones de euros sólo en Avilés, tal y como informó este periódico hace semanas.

Los trabajadores militantes en el sindicato CC OO -la otra formación representada en el comité de empresa de Avilés- se reúnen hoy. Para el viernes, están previstas las asambleas generales. Será entonces cuando se presente el calendario de movilizaciones, que todo apunta a que seguirá la línea seguida por los trabajadores de Saint-Gobain Cristalería en la planta de Arbós, en Tarragona. Se da la circunstancia de que los representantes sindicales hicieron público su calendario de huelgas (de cuatro horas al día, de manera indefinida) a la dirección y que la empresa reaccionó de manera inmediata retirando el plan de recortes de la planta catalana (algo más de medio millón de euros).

El SOMA-FITAG-UGT viene reclamando a la compañía desde hace semanas que concluya con la "desorganización del trabajo, la falta de programación y el descontrol que vienen causando los responsables de las distintas líneas y divisiones de la fábrica avilesina". Considera que si la dirección de la compañía trabajase de forma coordinada no serían los trabajadores los que tendrían más que perder con los recortes y es que la paga de beneficios pactada peligra si finalmente se lleva a cabo el proyecto que defiende la compañía, según los representantes sindicales.

Según los portavoces de los 400 trabajadores de la planta avilesina, el 1,8 millones de euros de recortes se distribuirán así: un millón de euros en el departamento de Glass (construcción) y el resto, en Sekurit (parabrisas). La dirección pretende redefinir la prima de producción "adaptándola a una fórmula específica para cada actividad por separado". Y, asimismo, quieren contratar sólo eventuales (y no fijos) "hasta que los resultados de explotación sean positivos". En el departamento de Glass, además, la dirección ha propuesto "disolver el equipo de día".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine