Lne.es »

Las peñas del Antroxu dan por asegurado el relevo generacional

Los participantes en la fiesta destacan la alta calidad de los artilugios que surcarán este año la espuma de Galiana

05.02.2016 | 09:03
Por la izquierda, Anselmo Valle, Ana Hevia, Susana González, Toño Caamaño y Teo Siñeriz.

Las peñas del Antroxu avilesino dan por asegurado el relevo generacional, algo que hace una década estaba en duda. La incorporación, cada año, de gente joven, que además repite, es la mejor señal de esa buena salud de la fiesta. "Y, además, cuando empezó a sumarse gente joven se incorporó también al espíritu antroxero", destacó ayer la concejala de Festejos, Ana Hevia, durante el acto organizado por el Club LA NUEVA ESPAÑA de Avilés con motivo del inicio del Antroxu. "Lo guapo es que los chavales que empezaron a incorporarse desde 2010 y 2011 tienen ahí para ayudarles a los que llevan más tiempo", añadió.

Ese "espíritu antroxero" es el que domina el ambiente de trabajo en la nave en la que las peñas elaboran los artilugios para el Descenso de Galiana, donde además de carrozas se forjan también comidas y cenas. "Te dan las cinco de la mañana y no te das cuenta", afirmó Toño Caamaño, que también participó en la mesa redonda junto a Anselmo Valle y Susana González (Peña Abuelo Anselmo), Teo Siñeriz (Santo Entierro de la Sardina) y Diego García y David García (Belenos). Estos últimos atestiguaron que la renovación generacional es un hecho: "Nosotros mismos nos regeneramos año tras año, los jugadores que suben de juveniles se suman", explicaron los jugadores de rugby. En definitiva, Caamaño resumió: "Hay buen futuro del Antroxu. Mucha calidad y ente muy maja".

En lo que todos coincidieron también es en la calidad de los artilugios de este año. "Cada año se superan en calidad", destacó Hevia. Y Teo Siñeriz recordó cómo fue fundamental el papel del artista Pepe Espiña en la elaboración de los artilugios, ya que él, como profesional que es, fue enseñando al resto a modelar las estructuras. "También aprendimos mucho de Favila", añadió Caamaño.

La lástima, apuntó Hevia, es que todo ese trabajo tan vistoso está después sentenciado, como arte efímero que son los artilugios, aunque muchas piezas sobreviven en casa de unos y de otros, tal y como afirmó Susana González, que tiene ella misma una pequeña colección en casa. El sábado los avilesinos y foráneos podrán disfrutar del fruto de este trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine