Lne.es »

Los vecinos de Santa Apolonia urgen a la Alcaldesa la mejora de la red de saneamiento

El director de los servicios técnicos defiende que la rotonda es "más eficiente y menos peligrosa" que el cruce

18.02.2016 | 04:10
Vecinos, ayer, mirando el plano del proyecto de Santa Apolonia.

A los vecinos del entorno de la avenida Santa Apolonia les preocupan más los problemas de saneamiento e inundaciones que padecen que si se construye o no una rotonda en la intersección con las calles Santa Cecilia y Avilés. Así por lo menos se lo trasladaron ayer a la alcaldesa, Mariví Monteserín, que acudió a Llaranes para explicar el proyecto de reurbanización de una de las principales entradas a la ciudad y la consulta ciudadana que se va a abrir entre el 22 de febrero y el 3 de marzo para elegir entre dos opciones. Según los afectados, son habituales los casos de roturas de tuberías en las viviendas porque la red no soporta el agua acumulada.

En ese sentido, tanto la Alcaldesa como el director de los servicios técnicos municipales, Basilio Jerónimo, tranquilizaron a los residentes y aseguraron que el proyecto incluye la renovación de toda la red de saneamiento y agua y de telecomunicaciones. "La política del Ayuntamiento cuando hay una obra como ésta es remodelar todas las infraestructuras, de lo que no se ve. La obra es compleja", comentó Monteserín.

Los vecinos que ayer asistieron, unos 180, también inquirieron sobre la posibilidad de incluir un carril bici, el plan de movilidad, sobre la diferencia entre la rotonda y mantener el cruce o el aglomerado y el pavimento de baldosa, que es la segunda de las preguntas de la consulta. Respecto a la rotonda o el cruce, Jerónimo explicó que la situación actual -la intersección- es "peligrosa y conflictiva". "Esta solución técnica sólo se justifica por mantener la marquesina existente ya que la rotonda es mejor para el tráfico, es más eficiente y eficaz para el tráfico. Evita el giro a la izquierda y los riesgos y peligros", reconoció el director de los servicios técnicos municipales. El coste de la rotonda es de 350.000 euros, más otros 60.000 euros si se construye una réplica de la emblemática marquesina, mientras que mantener el cruce supondría una inversión de 200.000 euros.

La otra pregunta a consulta es sobre el tipo de pavimentos para las aceras. Ambas opciones -aglomerado y baldosas- tienen duración de unos 20 años. La diferencia es la reparación, más fácil en el caso del aglomerado. "Las baldosas tienen pero vida, se despegan más y tienen más roturas. El aglomerado es más flexible", explicó Jerónimo. El coste en este caso es de 260.000 euros; el de las baldosas se eleva hasta los 832.000 euros.

Algunos de los asistentes reclamaron aprovechar la ejecución de ese proyecto para incorporar tanto carriles bici como de autobús. También la redacción de un plan de movilidad. En ese sentido, Jerónimo comentó que esa carretera no es de titularidad municipal, por lo que no pueden realizar incorporaciones en la calzada y recalcó que en ese tramo el carril bus "no cabe". "Nosotros podemos trabajar en las aceras y miramos sacar el máximo rendimiento y el carril bici no entra y nos hemos apretado la cabeza para una solución", indicó. El director de los servicios técnicos municipales explicó que el Ayuntamiento tiene un plan que data de 2010 en el que se plantean varios carriles bici. En el caso de esa zona de Avilés, incluye un trazado que sale de Rivero, va por Gutiérrez Herrero hasta la avenida de Oviedo y sube por Santa Cecilia hasta el Alto de Vidriero, lo que conllevó la crítica del colectivo PedaleAvilés por tener demasiada pendiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine