19 de febrero de 2016
19.02.2016

Piedras Blancas, como el arca de Noé

Varios cérvidos, que hasta ahora se habían avistado en La Vegona, se pasean por el barrio de La Lata de la capital municipal

19.02.2016 | 05:05
Un pequeño venado, esta semana, en La Lata.

Los jabalíes llevan años campando a sus anchas por carreteras, huertos y jardines castrillonenses, por donde también se pasean los corzos. Hasta ahora, los venados habían sido avistados en varias ocasiones pastando tranquilamente a plena luz del día, pero los cérvidos están cogiendo confianza y ya llegan a las zonas urbanas. Esta semana, una cría fue fotografiada en un prado junto a los bloques de edificios del barrio de La Lata, en Piedras Blancas.

Los jabalíes salen cuando anochece, aunque también se pueden contemplar en algunas ocasiones bañándose en el río Raíces, en las inmediaciones de Salinas, junto a la gran colonia de patos que vive en el cauce. Los corzos también disfrutan de los pastos a todas las horas del día. El problema, según sostienen varios grupos de vecinos, se debe a que Castrillón es un coto de caza y que, la zona de seguridad, se amplió hace apenas un año. "Los animales son listos, bajan a las zonas de seguridad del coto de caza en el que han convertido el concejo hace más de una década, unas zonas vedadas a los cazadores, pues son áreas urbanas, y en las que pueden estar seguros", afirman los residentes. "También buscan comida, sobre todo, los jabalíes, que no respetan nada y entran en huertos y jardines", añaden.

La población de cérvidos se está incrementado en los montes asturianos. Y muchos están cogiendo confianza y llegan a buscar comida hasta las áreas urbanas. "Es cierto que Castrillón tiene un gran área rural, pero es llamativo que animales como los venados o los jabalíes estén cada vez más cerca de las poblaciones", señala Violeta García.

No solo los cérvidos o los jabalíes campan a sus anchas por el concejo, también es habitual el avistamiento de cerdos vietnamitas. La moda de tener como mascota ejemplares de esta especie -el actor George Clooney fue uno de los primeros en adoptar uno de estos animales- ha llegado también a Castrillón. "La gente utiliza los cerdos vietnamitas como mascotas y, en algunos casos, como también hacen con los perros, cuando se cansan de ellos, los abandonan", señala un vecino.

El vietnamita es un cerdo común de origen asiático que llegó a Europa hace casi tres siglos y está considerado como una especie "invasora" por el Ministerio de Medio Ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine