Lne.es »
GOZÓN

La Consejería de Cultura niega el permiso para la investigación del castro de Podes

El arqueólogo Alfonso Fanjul había solicitado autorización para recuperar y catalogar elementos que corren peligro por la erosión

28.02.2016 | 13:06
Una pared de piedra en el interior del castro.

El arqueólogo Alfonso Fanjul quiere investigar el castro de Podes; sin embargo, topa con la Consejería de Cultura, que le ha negado -y no es la primera vez- el permiso para trabajar en este enclave de la cultura castreña ubicado en el concejo de Gozón. La intención de Fanjul era realizar una prospección del terreno y rescatar el material arqueológico que sobresalga de los cortes para su posterior estudio. Pero no será posible, al menos hasta que Cultura cambie de opinión.

"Primero nos negaron la autorización para realizar una intervención arqueológica en la zona donde se está produciendo una preocupante erosión de materiales; ahora presentamos un proyecto de prospección para poder recuperar elementos sin necesidad de hacer excavación y la Consejería nos ha vuelto a prohibir la intervención este mismo mes", destaca el arqueólogo, que ha propuesto una serie de cuestiones a tener en cuenta para evitar la pérdida de materiales en el castro de Podes.

El castro de Podes fue catalogado en el siglo XX y es, junto a la Campa Torres de Gijón, uno de los enclaves castreños de la costa más grandes del centro de la región. Dos fosos excavados en la roca y varias líneas de muralla protegen el corazón de este antiguo núcleo de población. Tenía grandes dimensiones, de 150 por 50 metros de superficie, y estaba ubicado sobre un cabo, el de la Punta del Castiello, situado a 39 metros de altitud sobre el nivel del mar. La cercanía del yacimiento a vetas de mineral de hierro y diversas escorias halladas, vinculan este enclave a la actividad minera.

El equipo de Fanjul considera "inasumible" la destrucción previsible del patrimonio histórico. "Más aún cuando el rescate de los restos se iba a realizar de manera gratuita por un especialista y con el apoyo municipal", indica el arqueólogo, que añade: "La Consejería está consintiendo la destrucción progresiva del castro". El arqueólogo asegura que el proyecto que presentó a Cultura fijaba una serie de medidas de protección en el castro mientras que el Principado, precisamente, le requirió ese tipo de cuestiones. "Eso demuestra de que ni siquiera han leído el proyecto", critica el historiador.

Alfonso Fanjul cuestiona la gestión que hace el Principado del patrimonio histórico asturiano. "Gestionan dependiendo de qué arqueólogo plantea actuar, y en el caso del castro de Podes están asumiendo su destrucción", reitera el arqueólogo, que critica también que recientemente le han denegado otro proyecto porque le exigieron una serie de medidas "no incluidas en la normativa" a sabiendas, afirma, "de que su cumplimiento sería imposible para cualquier equipo de investigadores". Fanjul considera que "las inquinas personales por el conflicto de Podes no pueden venir firmadas en un documento oficial del Principado que nada tiene que ver con el proyecto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine