Lne.es »
CASTRILLÓN

Los vecinos urgen el arreglo de los "indecentes" accesos a La Choricera

"Son 200 metros, pero no se pueden recorrer ni en coche ni tampoco a pie cuando llueve", sostienen los afectados

04.03.2016 | 12:41
Carretera de La Barrosa a La Choricera.

La carretera al núcleo de La Choricera desde la CT-2 Piedras Blancas-La Cruz de Illas, está intransitable, según los vecinos. Los afectados sostienen que es difícil pasar con los coches y también a pie, sobre todo cuando llueve. "Desde La Barrosa hasta La Choricera hay unos 200 metros de camino que están indecentes", sostienen.

Los residentes han reclamado a los responsables municipales castrillonenses la reparación del tramo de vía para permitir el paso de los vehículos. "Pedimos que se acometan las obras necesarias para poder transitar en coche por la carretera. Además de los vecinos de La Choricera, también mejoraría la seguridad vial para los residentes en Teboyas, que ahora para acceder a la carretera de Piedras Blancas tienen que ir hasta el Alto de Barredo, una zona más alejada y más peligrosa para la circulación", afirman.

"Lo que era una carretera hasta La Choricera se ha convertido en una caleya intransitable. Los responsables municipales deberían arreglar urgentemente el camino porque el gasto no puede ser muy alto ya que apenas son 200 metros y beneficiaría a un buen número de castrillonenses", explicaron los vecinos.

Las lluvias de este invierno han estropeado aún más de lo que ya estaba el firme de la carretera a La Choricera, que es propiedad del Ayuntamiento de Castrillón. "Es un barrizal, pero hemos llegado a esta situación porque no se realizaron obras de mantenimiento en muchos años como sucede también en la carretera de acceso a Romadorio, en una zona cercana a la anterior", dicen los vecinos.

Asimismo, los usuarios y los vecinos se quejan del mal estado de la carretera de Piedras Blancas a La Cruz de Illas, que es propiedad del Principado, y una vía de acceso a Avilés. La carretera, dicen los afectados, está en muy mal estado en todo el tramo que atraviesa la parroquia de Pillarno, que cuenta con casi 1.000 habitantes. "Nos quedamos sin ruedas cada vez que pasamos por esa carretera por la cantidad de baches que tiene", señalan.

Los afectados piden al Ayuntamiento que reclame al Principado la reparación urgente de la calzada. "En la zona más cercana a La Cruz de Illas el estado del firme es deplorable. La carretera es estrecha y con los baches son un peligro para los peatones y también para los conductores", afirman. Los vecinos piden también más control policial para que los conductores respeten los límites de velocidad. "En verano, se incrementa el tráfico por las carreteras de Pillarno. Además del mal estado de conservación, hay conductores que no respetan los límites de velocidad", concluyen los residentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine