Lne.es »

Los policías acusados de torturar serán juzgados el próximo 9 de mayo

La vista contra los agentes municipales expedientados por el Ayuntamiento se celebrará en la Audiencia Provincial

08.03.2016 | 11:00

Los cuatro policías locales de Avilés investigados como presuntos autores de detención ilegal, torturas, lesiones y amenazas a un hombre serán juzgados el próximo día 9 de mayo en la sección segunda de la Audiencia Provincial. Se cumplirán entonces dos años de los hechos investigados y uno desde que la exalcaldesa de Avilés, Pilar Varela, los expedientase y los suspendiese "sine die" de empleo y sueldo. El Ministerio Fiscal solicita para los agentes penas de prisión que suman en total 22 años y medio y también la inhabilitación absoluta durante veinte años a uno de los funcionarios y de diez para otros dos policías.

Según el Ministerio Fiscal, los hechos que se juzgarán esta próxima primavera comenzaron cuando dos agentes se aproximaron a un corverano (C. M. S., que no se ha personado en la causa) que estaba en la parada de autobús de la calle de Llano Ponte. Ambos policías le advirtieron de que tenía que acompañarles: estaba detenido, le explicaron, por quemar la cazadora y proponerle al hijo de otro agente, ahora también imputado, una felación a cambio de dinero.

Una vez con C. M. S. en el vehículo policial y sin informarle de sus derechos constitucionales, siempre según el relato del fiscal, se dirigieron con el coche patrulla hasta una nave abandonada de Divina Pastora. Durante el trayecto, el conductor increpó, insultó y amenazó reiteradamente a C. M. S. Una vez llegaron a la zona en Divina Pastora, llegó otro agente en moto -el cuarto, también imputado-. Ambos sacaron del vehículo policial al corverano al que pusieron contra una pared, y uno de los policías le sacó varias fotos de frente y de perfil con su teléfono móvil. Los agentes le amenazaron de muerte. Todo ocurrió en aproximadamente diez minutos.

Tras este episodio, los agentes trasladaron a C. M. S. a la Jefatura de la Policía Local, donde apenas permanecieron dos minutos. Seguidamente, fueron a la Comisaría, donde dos de los policías presentaron al corverano como detenido.

Los agentes, sin embargo, sostienen que el día de los hechos se limitaron a identificar al presunto autor de un delito, el corverano que supuestamente realizó preposiciones deshonestas al hijo de uno de los investigados. Según la defensa, los agentes localizaron al hombre, que rehusó mostrar su documento nacional de identidad. Y, por esto, le condujeron a Comisaría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine