CORVERA

Atajar el machismo desde el instituto

"Conocemos a gente que sufre maltrato", reconocen los alumnos de Bachillerato en una charla para prevenir la violencia en pareja

10.03.2016 | 11:58
Los alumnos siguen la charla, ayer, en el instituto.

Los miembros de la comisión de seguimiento de la Violencia de Género en Corvera contaron ayer a los alumnos de Primero de Bachillerato del instituto del concejo que "Joaquín", de 15 años, controlaba qué ropa y maquillaje llevaba su novia "Elvira", de 14; le decía que sus amigas "eran unas zorras, una mala influencia para ella". Cuando le dejó, hizo pública una foto de ella desnuda, después de haberla coaccionado para hacérsela cuando salían juntos; la ruptura se confirmó con un bofetada del joven y, después la seguía y la esperaba a la entrada y salida del instituto. "¿Os parece un caso extraño o aislado?", preguntó uno de los miembros de la comisión. Los 30 alumnos contestaron casi al unísono: "¡No!".

"Conozco gente que está en esa situación, son cosas que ves en el instituto", explicó Paula Blanco, alumna del centro, minutos después de oír el relato. "La sociedad de se ha quedado estancada en ese sentido. Me parece muy interesante porque puedes ver a una amiga en esa situación y hay que saber reaccionar", añadió su compañera Llara Vega.

Por eso, ayer, en el marco de las actividades del Día Internacional de la Mujer, la comisión se trasladó al centro educativo: para concienciar a los jóvenes del problema de la violencia machista y mostrarles los medios que tiene el concejo y el Estado para luchar contra ella. "Nos sirve para prevenir en un futuro, es importante que nos lo expliquen cuanto más jóvenes mejor. En un país moderno es una vergüenza que siga habiendo violencia machista", afirmó Daniel Alonso, otro alumno que participó en la actividad.

Por supuesto, ni Joaquín ni Elvira se llaman así y no son corveranos, pero el caso es real y se saldó con una orden de alejamiento de seis meses para el joven, la obligación de cambiar de centro educativo para cumplirla y la participación en un programa educativo durante dos años. "Si fuera mayor, la condena sería de cárcel", explicaron los ponentes.

En realidad, la actividad de ayer fue una especie de "simulacro" de comisión, en el que se describieron casos reales de fuera del concejo -preservando la identidad de los involucrados- y cómo trabaja por el bien de la víctimas el grupo de seguimiento. Está formada por miembros de la Policía Local y de la Guardia Civil, del Centro Asesor de la mujer (servicios jurídicos), la trabajadora social del centro de salud de Las Vegas y miembros del Ayuntamiento, tanto a nivel técnico (Servicios Sociales), como político. "Siempre que veáis algo, informad al 112 o al 016. Aunque la mujer niegue los hechos en principio, no dejamos de investigar y de tratar de protegerla si lo necesita. Hace un tiempo una mujer, cuando llegamos, no quiso denunciar, pero se le hizo un seguimiento y, a través de Servicios Sociales, acabó por animarse a ir a Comisaría", explicó uno de los policías.

La comisión aprovechó el primer ejemplo de violencia, el de los jóvenes, para insistir también en que la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento, es delito, más tratándose de menores. "Los amigos de Joaquín, que ayudaron a extender la imagen también pasaron por el juzgado de menores", explicó la representante del centro asesor de la mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine