Los botiquines deportivos carecen de normativa reguladora específica

La mitad de los campos de fútbol de categoría no profesional cuentan con uno de los 90 reanimadores que compró la Federación Asturiana con sus fondos - En las categorías modestas los encargados son los técnicos y los clubes gastan más de mil euros al año en productos

15.03.2016 | 04:05

Ninguna normativa regula el contenido de los botiquines que llevan los equipos a pie de campo. En las categorías modestas son los entrenadores los encargados de hacerlos y su principal objetivo es hacer frente a un golpe o una cura y, además de los elementos normales, suelen llevar un collarín cervical semirrígido para inmovilizar en los casos de lesión cervical, la cánula de Guedel para casos de dificultades respiratorias, colirio, pomadas, sprays de frío, antiinflamatorios, en algunos casos bolsas de frío instantáneas para reducir la inflamación y pinzas para la extracción de cuerpos extraños. Un club modesto, como el Miranda, gasta más de mil euros al año en productos farmacéuticos y revisa los botiquines cada semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine