Los timos que llegan con la buena fe

La Policía Nacional advierte de un nuevo engaño en el que una pareja pide ver un piso con el interés de comprar otro similar

15.03.2016 | 04:10
Ovidio Megido -en el centro, de espaldas-, durante su intervención en el centro de adultos.

"No vengo a asustar a nadie. Asturias, según los datos del Ministerio de Interior de febrero de 2016, es la segunda comunidad autónoma más segura, por detrás de Extremadura". Con esta premisa inició ayer su charla sobre seguridad de las personas mayores el delegado de Participación Ciudadana de la Comisaría de Avilés, Ovidio Megido, ante el público reunido en el Centro de Mayores y Pensionistas de Las Meanas. Pero alertó especialmente de los timos que llegan con la buena fe. "Hace dos meses, en Avilés una persona cayó con el timo del tocomocho, en el que nos quieren cambiar un billete de Lotería premiado por cuatro duros".

Junto a timos clásicos como éste, Megido advirtió también de la existencia de nuevas modalidades de engaño. "Últimamente tenemos una artimaña, la de una pareja, hombre y mujer aparentemente embarazada, que quieren visitar el piso para ver cómo es porque se vende el de arriba o el de abajo y están interesados", explicó el agente. Una de las asistentes a la charla recibió una petición de este calibre, pero se negó a dar paso a los inesperados visitantes, por lo que el posible timo quedó truncado. "Puede ser que te den pena... Pero hay quien usa estas situaciones para entrar y pillar todo lo que pueden. Hay que poner cuidado con los desconocidos". Otra variante de estrategia para intentar entrar en el piso es pedir un vaso de agua.

La charla, apoyada en un vídeo, giró sobre tres escenarios posibles del peligro: el domicilio, la vía pública y los viajes. En el domicilio, además de los casos ya expuestos, Megido alertó sobre las personas que suplantan a empleados de organismos públicos, a revisores de las compañías de agua, luz, gas... Por eso el consejo es no dejar que entre el visitante hasta comprobar su identidad, bien llamando por teléfono a la entidad correspondiente, bien utilizando el medallón de teleasistencia. "Es una buena idea tener al lado del teléfono el listado de números de interés por si ocurre algo: el teléfono del seguro, los de las compañías de luz, agua y gas..." Además subrayó que normalmente normalmente las compañías de suministros no realizan cobros en efectivo.

Otra de las recomendaciones que ofreció Megido es, en el caso de contratar algún tipo de ayuda a domicilio, que sea a través de las entidades oficiales, para mayor garantía de la persona contratada y evitar robos de dinero o de joyas.

En la vía pública, el peligro puede llegar también en forma de timo, así como en hurtos y tirones. Ovidio Megido se refirió específicamente al timo de la estampita, en el que una persona con aspecto de disminuido psíquico tiene un fajo de billetes y quiere cambiarlos por otros distintos. "Esto ha pasado en Avilés en varias ocasiones. El año pasado hubo dos o tres casos en la zona del Quirinal. ¿Cómo podemos caer, cuando todos conocemos este timo?", alertó el agente. Entre los clásicos también está el del billete premiado de lotería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine