Lne.es »

El Guardia Civil encausado por agredir y amenazar a su ex acepta cuatro años

El Ministerio Fiscal pedía en un principio para el acusado, que llegó a encañonar a la mujer con un arma, ocho años de prisión

17.03.2016 | 16:46

El Guardia Civil encausado por agredir y amenazar a su ex mujer en diciembre de 2014 ha aceptado esta mañana en la Audiencia Provincial de Oviedo una condena de cuatro años de prisión. El agente tampoco podrá acercarse al municipio de Avilés, donde reside la víctima, durante cuatro años.

El juicio no llegó a celebrarse al llegar las partes a un acuerdo. La Fiscalía pedía en un principio para el acusado una pena de ocho años de prisión por tres delitos: lesiones graves en el ámbito familiar, amenazas graves y detención ilegal. La acusación particular, por su parte, solicitada trece años. Finalmente, las acusaciones retiraron los cargos en cuanto al delito de detención ilegal.

Los hechos se remontan al 9 de diciembre de 2014, cuando el acusado abordó supuestamente a la víctima en la entrada del ascensor de su casa y, tras encañonarla con una pistola, la sujetó por el cuello y la obligó a bajar al garaje, donde la tiró al suelo y comenzó a agredirla, al tiempo que la amenazaba, todo ello mientras le apretaba fuertemente en la sien con un arma. A continuación, la agarró por el pelo y la arrastró por las escaleras hasta el portal, donde volvió a amenazarla de muerte, según el relato de la acusación pública. Una vez en la calle, la metió en su coche y comenzó a circular, al tiempo que continuaba con sus amenazas. La mujer le prometió entonces que le quitaría todas las denuncias y que no le contaría nada a nadie, por lo que el acusado accedió a dejarla y la llevó a casa de un familiar, sobre las seis de la tarde. El acusado, siempre según el mismo relato, realizó estos hechos presuntamente por un juicio de faltas que tenía al día siguiente, después de que la mujer lo denunciara.

La víctima sufrió diversas lesiones y padece como secuela un síndrome de estrés postraumático. Con anterioridad, la mujer había denunciado al acusado en dos ocasiones, una por una falta de vejaciones y otra por un delito de coacciones en el ámbito familiar.

El encausado, en prisión desde el 10 de diciembre de 2014, no podrá acercarse a la víctima a menos de 400 metros de distancia y tendrá prohibido comunicarse con ella por cualquier medio durante un plazo de cinco años..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine