Lne.es »

El Domingo de Ramos da otro paso

La hermandad del Cristo de la Verdad y la Vida procesiona hoy por primera vez en Versalles La Borriquilla tomará las calles del centro histórico al mediodía

20.03.2016 | 04:12
José Villoldo, en la iglesia de Versalles. A la derecha, Carlos y Javier Fernández Mora en la capilla de Rivero.

Los días de recogimiento de la Semana Santa vienen precedidos por una intensa actividad para que todo salga redondo. Contra lo único que no pueden luchar las cofradías es la lluvia y, para ello, la Junta ha establecido, por primera vez, un protocolo ante precipitaciones para saber qué hacer. Así, se da un margen de quince minutos desde la hora prevista para el inicio de la procesión. Pasado ese tiempo, y si el mal tiempo persiste, se suspenderá la salida, pero se mantendrán los oficios religiosos en las respectivas parroquias. Por ejemplo, si hoy, Domingo de Ramos, no pudiera salir el paso de La Borriquilla (11.45 horas), la misa en la iglesia de San Antonio de Padua se adelantaría a las 12.00 horas.

La Semana Santa de Avilés contará este año con dos novedades: una nueva procesión en Versalles, hoy a las 19.00 horas, y una tamborada el Viernes Santo. La hermandad del Cristo de la Verdad y la Vida será la encargada de la salida por el barrio avilesino desde la parroquia de Cristo Rey y portará la imagen de Jesús en el huerto de los olivos. "Estoy encantado de ver el cariño que tenemos de los vecinos; nunca lo había visto en otra parroquia y es lo que te da las ganas de seguir", asegura José Villoldo, el hermano mayor. Explica que la procesión no estará muy nutrida de cofrades ya que solo una veintena de sus socios tiene hábito -el resto aún se lo tiene que hacer-. La otra gran novedad será el Viernes Santo. A mediodía, hay convocada una tamborada en la plaza de España con la que las cofradías quieren rememorar con sus redobles de tambores cómo la tierra tembló al morir Cristo.

Las procesiones, además, serán un poco más seguras. El Ayuntamiento de Avilés ha exigido a las cofradías tener un seguro de responsabilidad civil ante cualquier percance, bien sea de sus miembros bien de los espectadores, que estos días se cuentan por miles en Avilés. Las hermandades, según ha podido saber este periódico, pagan una media de unos 20 euros al día por ese contrato.

Los primeros en salir en la Semana Santa serán los de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Esperanza, por partida doble. Hoy son los encargados de portar el paso de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén -más conocido como "La Borriquilla"- desde la plaza de Carlos Lobo, acompañados de la Orden Franciscana Seglar. Es uno de los actos más multitudinarios, ya que reúne a grandes y pequeños a las puertas de la iglesia de San Antonio de Padua (antiguos Padres Franciscanos). Los cofrades, destacados por su color verde, también salen el lunes en la procesión de Jesús Cautivo (20.30 horas).

Hoy, por vez primera, saldrá en procesión la imagen de Jesús en el huerto de los olivos. Los miembros de la cofradía del Cristo de la Verdad y la Vida, ataviados con los colores negro, rojo y azul, partirán de la parroquia de Cristo Rey a las 19.00 horas y harán un recorrido por Versalles que comprende las calles Pelayo, La Paz, Fruela y Covadonga.

Los protagonistas el Martes Santo serán los de la Cofradía del Santísimo Cristo de Rivero y San Pedro Apóstol. Hasta ahora, esta procesión contaba con los pasos de Jesús atado a la columna y la imagen de San Pedro. Este año, y por primera vez en su historia, los cofrades sacarán a hombros al Cristo de Rivero, que está en la capilla del mismo nombre. "El nombre es del Santísimo Cristo y nunca lo hemos sacado. Pedimos permiso al párroco de San Nicolás y lo llevamos a la Junta, que decidió que podemos", explica Carlos Fernández Mora, hermano mayor. Este año, además, las bandas de tambores de niños y mayores se funden en una sola. "Otra novedad es que el sábado por la noche, en la procesión del Resucitado, en vez de salir de Rivero lo haremos desde la parroquia de San Nicolás porque siempre nos colocan el escenario en la plaza de España y nos dificulta la marcha", añade.

Nuestro Padre Jesús de Galiana, Nuestra Señora de los Dolores y San Juan Evangelista serán las responsables de la procesión del Santo Encuentro, el Miércoles Santo. Los cofrades de Nuestro Padre Jesús de Galiana mostrarán a los avilesinos y turistas la imagen renovada de Jesusín de Galiana. La talla, realizada en 1949 por Luis Marcos Pérez, estaba en muy malas condiciones y contó con una importante restauración a cargo del escultor imaginero de Medina de Rioseco (Valladolid) Ángel Martín García, el mismo que devolvió su lustre a la Virgen de Nuestra Señora de los Dolores. La Dolorosa, por su parte, estrenará faroles en el paso.

El Jueves Santo empezará en Avilés con un viacrucis a partir de la medianoche. Fue la novedad en los actos del año pasado y éste se consolida con un recorrido por Rivero, la plaza de España, Ferrería, Carlos Lobo, San Bernardo, La Cámara, la plaza de la Merced, La Cámara, la plaza de España, San Francisco y la parroquia de San Nicolás. El viacrucis lo preside una cruz desnuda donde están escritos los nombres de todas las parroquias de Avilés.

A las 12.30 horas, comenzará la procesión del Beso de Judas. Los cofrades, vestidos con hábitos blancos y negros, estrenarán medallas. Irán acompañados por una banda de tambores que cuenta con nuevas incorporaciones. Por la tarde, a las 20.30 horas, será de nuevo el turno de los "Sanjuaninos", que saldrán con la procesión del Silencio.

La junta de cofradías comenzará el Viernes Santo con una de las novedades de esta edición, la tamborada en la plaza de España. "Tenemos muchas ganas de la tamborada. Es algo llamativo y esperamos que salga la gente a la calle para ver a las bandas de las cofradías. Es una manera de se sientan identificadas ya que el motivo de que haya bandas de tambores en las procesiones es para hacer tronar la tierra", explica Fernández Mora.

La procesión del Santo Entierro tendrá lugar a las 17.30 horas del Viernes Santo. Todas las hermandades avilesinas acompañarán a la Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora del Gran Dolor en su recorrido por las calles del casco histórico. Los asistentes, además, podrán ver mucho mejor la imagen del Cristo yacente ya que la hermandad han bajado la andilla unos 50 centímetros para que la urna "quede a la vista de los que acudan a la procesión", comenta David Muñiz, hermano mayor. El paso también tiene una nueva colocación de los varales: ahora están en la parte delantera y trasera, y no a los lados, para que la urna "sea más visible". El Cristo yacente, durante la procesión, estará acompañado por la banda de música de Avilés, que interpretará "La Saeta" durante el desenclavo en la iglesia de San Nicolás.

La jornada del Viernes Santo tendrá como colofón la procesión de la Virgen de la Soledad, responsabilidad de la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y de la Santa Veracruz. Rubén Tárra explicó que habrá una "sorpresa" en la cita, aunque no se desvelará hasta un día antes, el Jueves Santo.

Los actos penitenciales concluirán en Avilés el Sábado Santo, con la salida, por la noche, de la procesión de la Resurrección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine