La fiscalización de un controvertido acuerdo municipal

Una comisión insípida

La Corporación cerró ayer el análisis sobre el contrato del agua con críticas de la izquierda al gobierno y al PP por impedir una investigación "más a fondo"

09.04.2016 | 06:53
Asistentes, ayer, a la última reunión de la comisión del agua en el salón de recepciones.

El cambio de gestión del servicio del agua tuvo, desde su origen en 2009, defensores y detractores. Entre los últimos está IU, que lideró ese frente en solitario hasta este mandato, cuando se encontró el apoyo de Somos y Ganemos, que también mostraron reticencias sobre un contrato en el que participa una empresa, Aquagest, bajo vigilancia judicial. Los tres partidos consiguieron forzar la constitución de una comisión municipal que nació "descafeinada" y que ayer se cerró sin aportar novedad alguna tras cuatro sesiones.

Y no fue porque no lo intentaran, pero la escasa posibilidad de los ayuntamientos de poder llamar a comparecer a personas ajenas al Consistorio anulaba todas las posibilidades de investigar "más a fondo". Tampoco encontraron el apoyo del resto de partidos -PSOE, PP y Ciudadanos-, que dieron por bueno desde un primer momento que la función de la comisión era la de mera información. Así, pasaron por las manos de los concejales más de 30.000 folios del expediente y los ediles oyeron las explicaciones de los técnicos sobre el control y el seguimiento que realizan a las obras que ejecuta la empresa mixta Aguas de Avilés. También sirvió, como dijo la propia alcaldesa, Mariví Monteserín, para defender que el cambio de gestión no supuso un plus económico para los vecinos en el recibo: "Mejoró la calidad y los rendimientos en pérdidas de agua, realizando de esta forma una gestión más sostenible del agua municipal, y manteniendo una de las mejores tarifas tanto a nivel provincial como nacional".

Pero para Somos, IU y Ganemos las dudas con la que empezaron este proceso no se han disipado. Todo lo contrario. Critican que Aquagest no facilitara las facturas de las obras realizadas en el concejo, "pese a que se lo pidió la propia Alcaldesa", ni que tampoco se diera a conocer el listado completo de las empresas subcontratadas para acometer esos trabajos, ni de la plantilla "pasada y presente". "Lamentamos que el PSOE y el PP se hayan unido para hacer de cortafuegos de una empresa que está imputada y tachada de trama corrupta. No es un buen día para la democracia en Avilés", afirmó Alejandro Cueli, de IU. La Alcaldesa, no obstante, negó la mayor y afirmó que los concejales tuvieron a mano toda la información requerida. La comisión del agua concluyó ayer pero a buen seguro que no será el último capítulo de este debate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine