Lne.es »

Los encerrados en Alcoa reanudan las movilizaciones con el corte, esta mañana, del acceso a la fábrica

Los extrabajadores de Montrasa aguardan expectantes la decisión del juez con respecto a la petición de la multinacional para que desalojen la factoría

11.04.2016 | 12:31
Cuatro de los trabajadores encerrados se disponen a dormir en sacos y con unos cartones como colchón.

La treintena de trabajadores del sector auxiliar que hasta el pasado martes prestaba servicio en la fábrica avilesina de Alcoa en la empresa Montrasa Maessa y que fue despedida al renunciar esa firma a continuar con el contrato ha reanudado esta mañana las movilizaciones que protagoniza en reivindicación de su integración en la plantilla de la multinacional del aluminio. El colectivo mantiene el encierro dentro de la planta de San Balandrán y esta mañana ha bloqueado la entrada del turno laboral de las 7, una acción en la que fueron respaldados por otros empleados de empresas auxiliares y algún trabajador de Alcoa a título particular.

La falta de un apoyo claro y decidido a su causa mina la moral de la treintena de personas encerradas en la factoría avilesina de la multinacional Alcoa, exempleados de la firma auxiliar Montrasa Maessa que se vieron en la calle el pasado martes después de que su empresa renunciara a seguir haciéndose cargo de tareas de mantenimiento y logística por la falta de rentabilidad de ese contrato. La decisión de encerrarse en la fábrica responde a una medida de presión para conseguir su objetivo de ser integrados en la propia Alcoa en virtud de los llamados Acuerdos de Oviedo, que regulan las relaciones entre la gran industria asturiana y el sector auxiliar.

Ya han pasado seis días sin avances reseñables de cara a la resolución del conflicto y "los 34 de Montrasa", como ya se les conoce, echan de menos la solidaridad de los trabajadores de la plantilla de Alcoa, a los que recuerdan que cuando ellos tuvieron problemas en el pasado "todos fuimos una piña". A la falta de un posicionamiento sindical claro por parte del comité de Alcoa, los afectados por la renuncia de Montrasa a seguir trabajando para Alcoa destacan que sí cuentan con el respaldo de trabajadores de la empresa aluminera a título particular así como el del personal de otras empresas auxiliares, cuestión que agradecen.

La jornada del domingo estuvo marcada por el susto que dio uno de los encerrados, A. H., un hombre de 53 años que sobre las diez de la mañana tuvo que ser evacuado en ambulancia a Urgencias del Hospital San Agustín para que le los médicos le realizaran pruebas después de sentirse mal y sufrir un cuadro de fuertes mareos. A media tarde, el trabajador había sido de alta y reposaba en su casa.

Para hoy o mañana como muy tarde cabe esperar que se pronuncie el juez que tramita la denuncia que puso Alcoa por ocupación ilegal de sus instalaciones con el propósito de desalojar a los exempleados de Montrasa de la fábrica de San Balandrán. Los encerrados ya han alegado en su defensa y confían en que el juez les permita mantener el campamento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine