Lne.es »

Las "erasmus" le ponen matrícula al San Agustín

Las primeras alumnas del programa europeo en la ciudad resaltan el alto nivel de los profesionales sanitarios españoles

13.04.2016 | 04:15
Por la izquierda, Valentina Mariotti, Ninfa Bisconti, Laura Francis, Pamela Murphy y la enfermera Pilar González, del Hospital San Agustín, ayer, en las dependencias del centro avilesino.

Las primeras estudiantes de Enfermería de la Unión Europea -dos de Italia y dos de Escocia- que gozan de una beca del programa Erasmus en la ciudad para desarrollar prácticas en el hospital San Agustín alcanzan el ecuador de su estancia con la misma ilusión que manifestaron a su llegada a Asturias, a finales del pasado mes de febrero, mayor conocimiento de la práctica sanitaria y un poco más de soltura con el español. Desde su incorporación a las filas del área sanitaria III, las jóvenes están rotando por distintas dependencias: centros de salud, atención domiciliaria, salud mental, urgencias, unidad de cuidados intensivos...

"Aquí, la enfermería es muy distinta a mi país; hay otro modelo de trabajo", comenta Pamela Murphy, alumna de la Universidad de West of Scotland. "Las estudiantes tienen más habilidades y realizan más prácticas", añade Laura Francis, igualmente procedente del Reino Unido. Ambas jóvenes, que no se conocían hasta pisar suelo asturiano y que comparten apartamento, confiesan sentirse muy a gusto, tanto en el quehacer asistencial como en la vida social avilesina. Reconocen estar adquiriendo competencias y formas de trabajo diferentes que les favorecerá en su formación como enfermeras. En cuanto a la región, destacan el parecido paisajístico que presenta con Escocia -"también es muy verde", dicen- y el carácter de la gente, "igualmente muy amigable".

A pesar de las semejanzas entre los modelos de salud italiano y español, las alumnas de la Universidad de Padua apuntan algunos aspectos que han despertado su atención durante el presente periodo formativo. "En los centros de salud de aquí, las enfermeras tienen sus propios pacientes. Asimismo, tienen más independencia y una consulta propia, además de cercanía con el médico, al que tratan de tú, algo impensable en Italia, donde siempre se utiliza el usted", relata Ninfa Bisconti, actualmente de prácticas en salud mental.

Esta joven que maneja el idioma español con fluidez eligió Avilés como destino de la beca "erasmus" sobre otras opciones posibles "porque me hablaron bien de la medicina en Asturias y porque quería conocer un sitio distinto a Sicilia, de donde procedo, más parecido al sur de España".

Su compatriota Valentina Mariotti, igualmente con un alto nivel de castellano, también compara la actividad sanitaria de su tierra natal con la que está descubriendo en el área sanitaria III. Pone como ejemplo la consulta de Pediatría, donde el médico atiende a los niños solo, sin los servicios de una enfermera. Por otra parte, frente a la formación más teórica de las enfermeras británicas, dice que en Italia tienen mucha práctica en tareas como coger vías o catéteres.

Una vez que finalice su estancia en Avilés, el próximo mes de mayo, las cuatro jóvenes emprenderán la recta final de la etapa educativa en sus respectivos países. Atrás quedará una experiencia que al unísono califican de positiva. "Esperamos que no sean las últimas enfermeras del programa Erasmus que comparten trabajo con nosotros", comenta Covadonga Noriega López, enfermera responsable de formación y calidad del área sanitaria III.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine