Lne.es »

Una adolescente de 13 años sale ilesa del incendio de su casa en la avenida de Lugo

La menor se encontraba sola en el apartamento en el momento en el que se originó el fuego por causas que ahora investiga la Policía Nacional

26.04.2016 | 04:23
Una adolescente de 13 años sale ilesa del incendio de su casa en la avenida de Lugo

Carolina López vivió ayer por la tarde el susto de su vida. El fuego se apoderó de la casa en la que reside en régimen de alquiler, un primer piso del 27 B de la avenida de Lugo, un apartamento de la conocida popularmente como "casa de los maestros" de Cristalería que linda con el camino viejo de Pravia y el polideportivo de Jardín de Cantos. Su hija, una adolescente de 13 años, era la única ocupante del piso en el momento que comenzaron las llamas, supuestamente en la habitación principal. "Yo subí al hospital con un familiar y me llamaron diciéndome esto. El atragantón fue increíble", manifestaba ayer López, visiblemente nerviosa. La niña, que fue atendida en el lugar de los hechos por personal sanitario, no precisó traslado al San Agustín.

La chica relató que "una persona gorda se coló en la vivienda por la ventana". Ahora, serán los Bomberos de Asturias y los agentes de la Policía Nacional los encargados de dilucidar las causas del incendio. Ayer no descartaban ninguna hipótesis. El fuego se produjo alrededor de las cinco de la tarde. "Lo hemos perdido todo", sentenciaba Carolina López, abatida. La mujer no lograba atinar con las causas del fuego. "Parece que empezó en mi habitación y ahí no había nada que pudiera quemar", manifestaba, rodeada de amigos y familiares que le mostraron su apoyo.

En su piso de la "casa de los maestros" estaba en el momento que se produjo el incendio la vecina Celia Prieto, a la que la joven de 13 años alertó del fuego. Ayer tampoco daba crédito de lo ocurrido. Otros residentes fueron llegando paulatinamente hasta la vivienda. Fue el caso de Juan Barcala y Florentino García. Este último, vecino de pared de Carolina López, debió abrir su vivienda a los bomberos para que hicieran comprobaciones al tratarse de un caserón antiguo en el que predomina la madera.

El suceso causó gran expectación en el barrio de Jardín de Cantos, hasta donde se desplazaron varias dotaciones de Bomberos de Asturias. Hasta la "casa de los maestros" acudieron también numerosos curiosos que siguieron las labores de extinción del fuego. Todos lamentaban las pérdidas materiales, pero coincidían: "Por suerte no ha ocurrido nada más grave".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine