CORVERA

El PSOE aprueba la deuda cero con la abstención del resto de grupos

La oposición coincide en que "el concejo tiene otras necesidades"

10.05.2016 | 12:22
Un momento del Pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Corvera.

El Pleno extraordinario y urgente convocado por el gobierno corverano ayer se alargó más de lo esperado. El PSOE tiró de mayoría para aprobar las modificaciones presupuestarias que permitirán que el Ayuntamiento alcance la deuda cero y que el plan de inversiones salga adelante. Pero los grupos de la oposición tenían mucho que decir. Somos, IU, PP, USPC y Foro coincidieron en que la deuda cero es algo positivo "por tanto no se puede votar en contra", pero también estuvieron de acuerdo en que no entienden "la urgencia de la medida" y plantearon al gobierno si el concejo no tiene "otras necesidades a las que hacer frente antes de acabar con la deuda". Así, el sentido de su voto fue la abstención.

"El Alcalde afirmó en el Pleno de aprobación de los presupuestos que la partida para intereses era mínima. Ahora no entendemos la urgencia", señaló el portavoz de Somos, Rogelio Crespo. Para cerrar el capítulo de deuda de cara al presupuesto de 2017 y "que el Ayuntamiento se autofinancie", la modificación presupuestaria es de unos 600.000 euros que provienen del superávit anunciado por el gobierno del concejo la semana pasada.

"Ese superávit proviene precisamente de la prórroga al no aprobarse el presupuesto de 2015, porque ustedes no lo permitieron", señaló el alcalde, Iván Fernández. Fue la respuesta que dio a la afirmación de la portavoz de Foro, Teresa Domínguez, que indicó que un superávit es "un desequilibrio en el presupuesto, significa que se ha dejado de invertir dinero en cosas que son necesarias". Ambos protagonizaron un rifirrafe por el uso del turno de intervenciones, al entender la forista que se le retiraba la palabra sin justificación.

Y ahí entra la segunda razón de la abstención de los grupos de la oposición, el desacuerdo con el destino de las modificaciones presupuestarias. "Hay otras necesidades en el concejo en vez de adelantar el pago de la deuda. Es ayudar al banco antes que al ciudadano", insistió Sara Paz Suárez, portavoz de IU. "El superávit, por ley, solo puede ir al pago de la deuda", explicó el Alcalde.

El pago de deuda a través del superávit no fue el único punto del día. También se aprobaron las modificaciones que permiten sacar adelante el plan de 33 inversiones que presentó hace unos días el gobierno, en el que se encuentran entre otras acciones la cubierta del patio del colegio de Los Campos, la ampliación del parque de Las Vinadas, o la compra de un nuevo coche patrulla para el Policía Local.

Una de las modificaciones presupuestarias salió de una reducción de gasto, a través de la renuncia de Edita Varela a su sueldo de concejal liberado a jornada parcial, por motivos personales, y del descenso en la cotización a la Seguridad Social. Otra fue de la venta de un tractor y de rendimientos forestales; y una tercera, del remanente de las arcas municipales. "Echamos de menos consenso en las inversiones. Seguro que tenemos cosas importantes para aportar que nos llegan de los vecinos", defendió Silvia García, de USPC. "No estamos haciendo otra cosa que cumplir con el programa que propusimos a los ciudadanos. Todas las medidas son un compromiso que habíamos adquirido con ellos", sentenció el Alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine