Unidos por los Agustinos

Un exalumno que usaba silla de ruedas aprovecha el acto con sus compañeros para rendir homenaje a su mejor amigo

15.05.2016 | 06:03
Un momento de la comida de exalumnos del colegio de los Padres Agustinos.

Exalumnos del colegio de los Padres Agustinos, ahora el San Fernando, se reunieron ayer para celebrar un triple aniversario: 55 años de la llegada de los religiosos a la villa, 50 de la inauguración del nuevo colegio de la avenida San Agustín y 40 del abandono del centro escolar por la orden, en julio de 1976. Por eso, este año, Antonio Gil, impulsor de este encuentro, y sus excompañeros de clase, de la quinta del 56, ampliaron su tradicional reunión a todos los antiguos estudiantes que encontraron a través de la red social Facebook. "Nuestra clase lleva como 20 años reuniéndose, somos como una familia; y esta vez hemos querido que todos disfrutaran de ello", explica el pintor Ángel Morán, uno de los compañeros de Gil.

El actual subdirector del colegio San Fernando, José Luis Martínez, les hizo una visita guiada por el centro escolar, donde contemplaron sus antiguas aulas. "Está todo muy cambiado, lo que más nos impactó es que, donde estaba la taquilla, ahora hay una cancha de tenis", comentó Morán. Luego, los 62 asistentes se reunieron alrededor de la mesa para rememorar sus andanzas en el colegio.

Uno de los momentos más emotivos del acto lo protagonizaron César Ruiz y Juanjo Rodrigo. Rodrigo, que pasó su niñez en silla de ruedas, salió a recoger una escultura de Ignacio Bernardo que después entregó a Ruiz, en recompensa por haberle acompañado durante todos los recreos. Ésta es una de las muchas anécdotas que hacen de los exalumnos del colegio de los Padres Agustinos una gran familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine