El fiscal acusa a 25 de los 34 despedidos de Montrasa de un delito de usurpación

El juicio a raíz de la denuncia de Alcoa por la ocupación de su fábrica se celebrará a mediados de septiembre

18.05.2016 | 12:47
Los despedidos de Montrasa, concentrados ayer delante del cuartel de la Guardia Civil de Bustiello, adonde acudieron a recoger las citaciones judiciales.

El colectivo de trabajadores de la empresa auxiliar Montrasa que hasta el pasado día 5 de abril trabajó en la fábrica avilesina de Alcoa en tareas de apoyo al departamento de fundición y servicios de electrolisis se expone a una sanción penal por un supuesto delito de usurpación derivado de la ocupación ilegal de las instalaciones fabriles de la que fueron acusados ante la Guardia Civil por el director de la planta aluminera, Javier Menéndez López, y que ha desembocado en la presentación de cargos por parte de la Fiscalía previo análisis de los hechos.

Según consta en las cédulas de citación que ayer entregó en mano la Guardia Civil a los denunciados, la fecha fijada para el juicio es el día 16 de septiembre; en esa vista se dirimirán las presuntas responsabilidades penales en que incurrieron los extrabajadores de Montrasa al decidir encerrarse en la fábrica de Alcoa como medida de presión para que se arreglase su problema laboral. El delito atribuido, la usurpación, tiene carácter "leve" según la gradación del Código Penal. El artículo 245 del Código Penal dice lo siguiente al respecto en su punto segundo: "El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular será castigado con la pena de multa de tres a seis meses".

De los 34 despedidos de Montrasa sólo constan en la denuncia de Alcoa que motiva el juicio ahora señalado 25 personas, que fueron las identificadas por la dirección de la multinacional. La compañía expone en su denuncia que los encerrados en la fábrica de San Balandrán fueron conminados a deponer su actitud tanto desde de la compañía como por parte de la empresa a la que habían pertenecido, Montrasa.

Como hicieron caso omiso a esas instrucciones y se hallaban en unas instalaciones donde su presencia constituía "un peligro" dado que en las mismas se llevan a cabo "procesos productivos con maquinaria y elementos potencialmente peligrosos", el director de Alcoa tomó la determinación de cursar denuncia y en ella describe que el personal en cuestión "permanece disperso por las instalaciones, situándose en puntos estratégicos de las mismas como la báscula de pesaje de camiones o el almacén de descarga de materiales, tomando vídeos y fotografía sin consentimiento y alterando el desarrollo normal del trabajo".

Los denunciados criticaron la actitud hostil de Alcoa para con ellos y mostraron confianza en que, al menos, la denuncia posterior a la que ahora llegará a juicio, la referida al supuesto bloqueo del tráfico de camiones dentro de la fábrica, haya sido retirada tal y como en su momento se comprometió a gestionar la federación de Industria de CC OO de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine