Lne.es »

El Niemeyer adjudica la cafetería a una firma afincada en Carreño

La dirección del complejo cultural decide por primera vez mantener en secreto el canon anual que pagará la empresa

19.05.2016 | 09:02
Tres usuarios de la cafetería del Centro Niemeyer, en la terraza; al fondo, la torre mirador.

Iberhostelería y Ocio, empresa domiciliada en Carreño, será la quinta que se haga cargo del contrato más polémico de cuantos oferta el Centro Niemeyer: su cafetería. Lo comunicó ayer por la mañana la dirección del complejo cultural tras haberse reunido el martes pasado sin luz ni taquígrafos. La dirección del Niemeyer optó por silenciar el canon final que se ha comprometido a abonar la empresa adjudicataria y, asimismo, el número de sociedades que presentaron sus ofertas y fueron desestimadas. La dirección, sin embargo, quiso dejar claro que "fueron más las que lo hicieron 'motu proprio' que las que lo hicieron tras recibir una invitación de la dirección de la fundación".

Iberhostelería y Ocio es una empresa fundada en 1997 con domicilio social en el concejo de Carreño. Cuenta con, al menos, medio centenar de empleados y atiende contratos de administraciones públicas como el complejo deportivo del Cristo, el colegio mayor América, de Oviedo, y el restaurante de la estación de esquí Fuentes de Invierno. Asimismo, atiende las cafeterías de varios IES de toda la región.

El contrato que le concedió el martes pasado el comité ejecutivo del Niemeyer (constituido en mesa de contratación) es el que se refiere a la cafetería del edificio polivalente y la barra de la sala club. La torre-mirador quedó fuera del acuerdo cuya licitación había salido a concurso con un canon fijo mínimo de 15.000 euros y otro variable, que se añade al fijo, fijado en el 2 por ciento de la cifra de negocio. La dirección del Niemeyer se negó a desvelar cuál fue la oferta final presentada por Iberhostelería y Ocio y las razones para elegirla sobre cualesquiera otras ofertas. La fundación es una entidad que se rige por el derecho privado y, en consecuencia, puede ocultar las razones de la elección de una subcontrata sobre otra. También es cierto, sin embargo, que la entidad que administra el complejo cultural se nutre, principalmente, del dinero que otorgan tres entidades públicas: el Principado de Asturias, el Ayuntamiento y el Puerto de Avilés.

La hostelería del Centro Niemeyer ha sido atendida hasta la fecha por cinco sociedades distintas (el Niemeyer cuenta con cinco años de vida): en dos ocasiones la resolución de los contratos contó con la intermediación judicial. La última, hace pocos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine