Lne.es »
La oferta de ocio del fin de semana Actividad ferial

Una buena leche e higiene, claves para elaborar un queso de calidad

La Magdalena clausuró ayer una feria que ofreció una amplia muestra de las queserías artesanales asturianas

23.05.2016 | 04:09
Un asistente a la Feria del queso y del vino, ayer, en el stand de la quesería Priedamu de Cangas de Onís.

Una buena leche, mucha higiene, mimar cada paso del proceso de elaboración y contar con una buena dosis de paciencia son los elementos necesario para obtener, por ejemplo, un queso de Gamonéu de calidad, asegura Susana Martínez Rodríguez, de la quesería Priedamu, en Igena (Cangas de Onís), presente en la Feria del queso y el vino que se celebró este fin de semana en el pabellón de La Magdalena.

Para su conservación y que pueda ser consumido en las mejores condiciones, la quesera recomienda mantenerlo en un lugar fresco, envuelto en papel de aluminio y evitar el frigorífico para que no endurezca. Otro sistema de conservación, dice, es envasarlo al vacío, modalidad idónea en caso de no consumirlo en fechas próximas a su adquisición. Esa técnica permite mantener intactas sus propiedades.

El gamonéu, cuyo periodo de curación oscila entre los tres y los seis meses, indica la joven quesera, no ha alcanzado aún el reconocimiento del cabrales si bien, dice, "cada vez está más presente en las tiendas y los mercados". Esta circunstancia, comenta, se debe a que existe una producción pequeña al elaborarse en queserías pequeñas y familiares que sólo pueden utilizar leche del concejo en cumplimiento de la normativa que marca la Denominación de Origen.

Además del gamonéu, la feria avilesina ofreció al público una variada muestra de la riqueza quesera de Asturias, si bien también participaron queserías de otras regiones del país. Entre las presentes en el certamen se encontraba la de Abredo (Coaña), que elabora desde hace 28 años un queso semicurado de sabor suave con aromas, y desde la década de los años noventa un requesón que la familia de Beatriz Rodríguez sugiere consumir batido, con leche y azúcar. No obstante, también permite añadirle miel, trozos de fruta o frutos secos. Igualmente, se utiliza en la preparación de salsas y postres.

Además de queso y vino, el certamen avilesino que alcanza la trigésimo sexta edición da cabida a otros productos estrechamente ligados al producto lácteos. Y el pan es uno de los principales. Así, José Luis González Cañedo, al frente de la panadería San Pelayo, en Grado, abierta hace 102 años, dice que el secreto para conseguir un pan natural y sin artificios radica, en primer lugar, en sus únicos cuatro ingredientes: agua, levadura, sal y harina. Otra de las claves está en el tipo de horno. Este biólogo además de panadero en tercera generación apuesta por el de leña. De su obrador salen diariamente piezas de pan de centeno, trigo, maíz (boroñas) y escanda. Este último cereal crece en las plantaciones familiares situadas en Picaroso, en el mismo concejo moscón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine