Martínez: "Los niños empiezan a usar calzado muy pronto"

El fisioterapeuta incidió en la importancia de la postura a la hora de caminar

25.05.2016 | 04:08
Francisco Martínez.

"Caminar es un gesto repetitivo y muy mecánico que engloba todo el cuerpo; trabaja desde la cabeza hasta los pies. Hay que hacerlo de forma correcta ya que, de lo contrario, pueden aparecer problemas", señaló ayer el fisioterapeuta Francisco Martínez Rodríguez durante la charla "Reaprendiendo a caminar" que ofreció en el Club LA NUEVA ESPAÑA de Avilés.

A lo largo de su intervención resaltó la importancia de reeducar la forma de caminar. "Con el paso de los años y debido al estilo de vida, las posturas y los problemas, la mecánica de la marcha se ve afectada", indicó. El camino de la reeducación pasa por la marcha nórdica, dijo, un deporte de resistencia y ejercicio al aire libre que consiste en caminar con la ayuda de bastones. "Se acerca lo más posible al ideal ya que propicia adoptar una buena postura; también le favorece el uso de los bastones. Trabajando adecuadamente se fortalecen los glúteos y los músculos de la espalda; los problemas se van solucionando, sobre todo de la pelvis o la cadera", explicó.

Martínez incidió en la postura adecuada porque no sólo favorece el equilibrio del cuerpo. "Evita los dolores articulares, no sólo de la columna, también de los dedos, codos, pies, rodillas, cabeza, estómago, intestino... Al ser una actividad que involucra a todo el cuerpo se ve afectado el conjunto del organismo", advirtió el fisioterapeuta para centrar la atención en dos aspectos: la zancada y el movimiento de los brazos. "Poco a poco perdemos amplitud de movimientos; cada vez son más pequeños. La zancada se hace más corta y se pierde el acompañamiento de los brazos. Estos aspectos provocan, sobre todo, problemas en la zona lumbar". Para corregir ambos malos hábitos volvió a resaltar los beneficios de la marcha nórdica. Su práctica, aclaró, "restablece el movimiento de los brazos, que compensa el movimiento de las pierna".

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de caminar es, comentó Francisco Martínez, la mirada. "Hacia abajo determina una mala postura; va a ser imposible caminar de forma correcta. La posición hay que corregirla desde el hueso occipital hasta los pies".

El calzado es igualmente relevante. "Tiene que cumplir unos requisitos mínimos. Nunca se aconseja que sea totalmente plano ni de tacón alto. El adecuado se sitúa entre los cinco y los siete centímetros ya que ayuda a ir más erguido", manifestó el fisioterapeuta que también habló de los niños. "No se les enseña a caminar y empiezan a usar calzado demasiado pronto lo que determina que el pie no trabaje de forma adecuada. Que los bebés caminen descalzos. El pie tiene muchos sensores; si está en contacto con el suelo transmite la información al cerebro", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine