Lne.es »

La cultura manga toma La Magdalena y aspira a atraer a 4.000 visitantes

Jóvenes de toda Asturias se dan cita en Avilés caracterizados como sus personajes favoritos de series de televisión, videojuegos y animación

29.05.2016 | 05:16
La cultura manga toma La Magdalena y aspira a atraer a 4.000 visitantes

Jóvenes de toda Asturias caracterizados como sus personajes favoritos de series de televisión, videojuegos, cómics y animación, se dan cita este fin de semana en Avilés. El pabellón de exposiciones y congresos de La Magdalena acoge desde ayer por la mañana y hasta esta noche el Salón del Manga, la primera edición que se celebra en Avilés y que aspira a superar los 4.000 visitantes, según la organización. El acceso es gratuito.

Por La Magdalena se puede ver a Harry Potter y a sus compañeros de Hogwarts, Pokémon, Harley Quin, Bead Pool, así como a las Lolitas asturianas, con las que se puede echar un pulso al clásico "Pang" o "Súper Mario", una partida de rol o una batalla de Quidditch Muggle, el deporte ficticio que practican sobre escobas voladoras los personajes del mundo mágico de J. K. Rowling.

"Ésta es una feria de temática manga y anime para que los aficionados puedan comprar merchandising, jugar a videojuegos y participar en talleres y un montón de actividades para pasar el día... hasta preparar sushi", explica Luis Lorenzo Casas Guerra, presidente de la Asociación Nikadu-Dan, organizadora del evento. Este colectivo cuenta con buen número de miembros avilesinos, una de las razones por las que la feria se estrena en la ciudad. "Tanto en Gijón como en Oviedo hay eventos parecidos y creíamos que Avilés también tenía que tener el suyo. Esperamos una afluencia de unas 4.000 personas. Si se cumple esa previsión, será una gran cifra para tratarse de una primera edición", añade Casas Guerra.

Natalia Cabrera es este fin de semana Gasai Yuno, personaje del manga Mirai Nikki. "Conocí este mundo por una amiga, que me habló del anime. Empecé a ver vídeos en Youtube. Pasaré aquí todo el día y también el de mañana", asegura.

La joven gijonesa Cristina Cueto hasta se ha tintado el cabello de azul como Jinx, que vive para provocar el caos y que deja un rastro de pánico y destrucción tras de sí. Se adentró en el mundo del manga y el anime japonés hace tres años, después de que su padre le enseñase películas de Hayo Miyazaki, director de cine de animación, productor, animador, ilustrador, dibujante de mangas y productor de anime japonés. "Esta es una forma de pasar el tiempo libre cuando no sabes qué hacer si no tienes mucha vida social. Conoces gente, se hacen muchos amigos y encuentras e personas que te entienden", explica la joven, pistola en mano. A su lado, su amiga Sofía Neru añade: "Nos veían como frikis, pero ahora se está volviendo una moda, está cambiando mucho".

Por La Magdalena también pululan estos días Lolitas, una subcultura de origen japonés con una estética que mezcla corrientes juveniles de libertad con la vestimenta de la aristocracia de los siglos pasado. Entre ellas, se encuentran Laura González (de El Entrego), la gijonesa Salomé Moreira y la ovetense Alejandra Suárez. "Encontré una foto por internet y luego descubrí que en Japón era una vestimenta normal. Formamos parte de una asociación y organizamos quedadas, visitas a museos...", explica la primera. Avilés es como Tokio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine