02 de junio de 2016
02.06.2016

"El Principado habla sin fundamento del colector", responde la Confederación

El organismo estatal defiende que la tubería está preparada para evitar vertidos

02.06.2016 | 04:03
Interior de una de las estaciones de bombeo de Arcelor.

El colector de la margen derecha de la ría garantizará que los vertidos industriales acaben en el mar y no en la ría, según la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), que niega que la tubería de 16 kilómetros esté mal diseñada y construida, como sostiene el Principado. Es más, el organismo acusa al Gobierno regional de lanzar "afirmaciones sin fundamento técnico". "El colector industrial de Avilés cuenta con tres o cuatro bombas por cada bombeo, que funcionan de forma independiente unas de otras (incluida una de reserva) y dependiendo de la cantidad de agua a bombear. Este número de bombas (24, siete de ellas auxiliares) garantiza que los vertidos industriales no lleguen a la ría", apuntó ayer un portavoz del organismo estatal.

Mientras, la Alcaldesa, señaló que esta situación supone un "problema mayúsculo para Avilés" y entiende que el Principado no recepcione la tubería hasta que esté en condiciones de cumplir el objetivo por el que fue construida: que no vuelva a producirse un vertido procedente de las industrias a la ría.

El Principado asegura que el conducto, de 16 kilómetros de longitud, está diseñado y construido de tal manera que en caso de avería o de cualquier incidencia (simplemente unos simples trabajos de mantenimiento en cualquiera de las bombas que conforman el sistema), las aguas contaminantes volverán al estuario avilesino ("el diseño se realizó sin incluir duplicidad en las líneas de bombeo", cuando deberían estar compartimentadas, según los técnicos). De ahí que se persigan "las mayores garantías en la comprobación del funcionamiento del colector", que ha costado más de 16 millones de euros, "antes de su puesta en servicio".

Confederación afea al Principado "que se queje ahora del diseño del colector", cuando "se aprobó en enero de 2007, tras el periodo legal de información pública y sin que se presentara alegación alguna por parte del Principado". "Más allá del cúmulo de afirmaciones sin fundamento técnico realizadas por el Principado (como se demuestra con la falta de duplicidad en las bombas cuanto hay tres y cuatro por bombeo), la Confederación continuará con las obras para la adecuación del colector, y antes de que finalice el verano estará preparado para su puesta en servicio y en condiciones de ser usado para la mejora de la calidad de las aguas de la ría de Avilés", concluyeron desde el organismo.

Mariví Monteserín dijo ir de la mano de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente en este asunto y criticó la "falta de diligencia de la Confederación, que ha tenido cuatro años y cuatro meses para resolver los problemas técnicos del colector o para plantear una solución". "Entiendo que el Principado no quiera asumir las instalaciones si no están en condiciones de cumplir su objetivo, porque luego tendría que hacer inversiones para ajustar esos desajustes en un presupuesto autonómico", aseveró la Alcaldesa, que exige a Confederación que "ceda al Principado en buenas y óptimas condiciones" la tubería.

Monteserín protestó por la "falta de respuesta del Ministerio de Fomento en las grandes obras que tenía que hacer en Asturias", en general, y en Avilés, en particular. "No ha sido capaz de dar una respuesta más allá de la frase de la ministra (Ana Pastor), que dijo que la alta velocidad iba a llegar a Avilés. Es el fracaso de una gente que se presentó a unas elecciones diciendo que iban a ser grandes gestores y resulta que son grandes chapuzas", sentenció la regidora socialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine