11 de junio de 2016
11.06.2016

Tres corveranos detenidos por vender coches con cuentakilómetros manipulados

La Guardia Civil clausura el negocio, que supuestamente ha estafado a una veintena de clientes asturianos, cántabros y vascos

11.06.2016 | 06:10
Un agente examina el cuentakilómetros de uno de los vehículos investigados.

Un negocio corverano de compra-venta de vehículos de segunda mano clausurado y tres vecinos del concejo detenidos. Éste es el balance de una operación de la Guardia Civil relacionada con transacciones de coches con el cuentakilómetros manipulado que arrancó a principios de año y en el que han participado agentes y estaciones de ITV de varias ciudades españolas. El Instituto Armado ha detectado un total de 20 vehículos manipulados en los que llegaron a ser rebajados, en total, hasta un millón y medio de kilómetros. Las víctimas son una veintena de clientes asturianos, cántabros y vascos y los investigadores atribuyen a los arrestados delitos de estafa continuada y falsedad documental.

El resultado de la operación se saldó con tres personas detenidas, todas ellas responsables del local de compra-venta y vecinos de Corvera, según las fuentes consultadas: M. V. P., de 42 años, G. I. V. R., de 42 años, y J. M. S. G., de 45. El negocio estaba ubicado en la avenida Principado de Las Vegas.

La investigación se inició con la denuncia de una de las víctimas, que manifestó a la Guardia Civil sus dudas sobre la posible manipulación del cuenta kilómetros de un coche que había adquirido en un local de compra-venta de vehículos de segunda mano de Corvera. De los 48 vehículos investigados por los agentes, hasta una veintena tenían el cuentakilómetros manipulado, en algunas ocasiones en más de 125.000 kilómetros (esto eleva el precio del turismo).

Desde la Guardia Civil aclararon que la manipulación del cuentakilómetros en sí misma no es un delito, pero sí lo es cuando se aprovecha para cometer una estafa. En este caso, según el Instituto Armado, "las ganancias superaban el 100% del coste de compra".

El modus operandi utilizado era la compra de vehículos fuera de Asturias con un elevado número de kilómetros a un precio de mercado bajo, para posteriormente manipular el cuentakilómetros y venderlos a un precio muy superior del que lo habían adquirido, consiguiendo de este modo sustanciales ganancias económicas, según las mismas fuentes. Los detenidos llegaron a vender supuestamente por 10.500 euros coches que habían adquirido por 5.000 euros. "Las víctimas, procedentes de Vizcaya, Cantabria y Asturias compraban los vehículos muy por encima de su valor real sin ser conocedoras de los kilómetros reales del turismo adquirido", sostiene la Guardia Civil.

En la operación ha participado el Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Asturias, que ha contado con la colaboración de agentes de Cantabria y de Vizcaya y estaciones de la ITV de una docena de ciudades españolas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine