13 de junio de 2016
13.06.2016

San Juan de Ávila llena de fe El Quirinal

"Es un día gozoso", dicen los fieles tras depositar restos del patrono de la parroquia bajo el altar, junto a los de Melchor de Quirós

13.06.2016 | 04:11
Jorge Juan Fernández Sangrador se dirige al arca, bajo el altar, con los restos de San Juan de Ávila.

La parroquia de San Juan de Ávila celebró ayer su décimo quinto aniversario y lo festejó completando el círculo. Su relicario incorporó restos óseos de su patrono en una ceremonia religiosa muy concurrida que estuvo presidida por el vicario general, Jorge Juan Fernández Sangrador, y en la que también participó el capellán del Hospital San Agustín. "Es una pequeña ilusión cumplida", aseveró Jesús Rodríguez de la Vega minutos antes de la misa, que comenzó con puntualidad inglesa, a las 12.30 horas.

"Es un día gozoso para la comunidad de San Juan de Ávila del Quirinal. En junio de 2001 vimos colmado es deseo de contar con un templo propio. Que esta celebración nos llene de confianza y nos anime a seguir trabajando por una parroquia abierta y generosa", señaló una feligresa ante el resto de fieles. Minutos después, y tras la petición de perdón, el vicario depositó la reliquia en el arca colocada bajo el altar del templo, en la que también reposan los restos de Melchor de Quirós.

"Desde que llegué a esta parroquia, en 2007, tenía la idea de poder conseguir una reliquia de nuestro patrono. En lo personal es una pequeña ilusión cumplida. Desde el punto de vista religioso, la comunidad cristiana no es un grupo puramente social, nos reunimos a desarrollar la fe en nombre de Jesús y contar con la reliquia contribuye a tener presente que no vamos solos en el camino, que ha habido otros antes de nosotros y que siguen unidos y acompañándonos en el caminar", explicó Rodríguez de la Vega.

En la celebración también se ilustró a los fieles sobre San Juan de Ávila (1499-1569), doctor de la Iglesia y Patrono del Clero Secular de España. Nació el 6 de enero en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), hijo único de unos padres muy cristianos y en muy buena posición económica y social. A los 14 años, lo llevaron a estudiar Leyes a la Universidad de Salamanca, pero abandonó los estudios al concluir el cuarto curso y regresó al domicilio familiar para dedicarse a reflexionar y orar. Cuando sus padres fallecieron, "repartió todos sus bienes entre los pobres y se decidió por el sacerdocio". "Las almas se ganan con las rodillas", solía decir Juan de Ávila , hombre de "profunda humildad que cuando se encontraba agonizante dijo: 'Padre, tráteme como a un miserable pecador, porque eso es lo que he sido y nada más".

En 1623, se instruyó en la archidiócesis de Toledo su Causa de canonización y casi un siglo después el papa Benedicto XIV aprobó y elogió su doctrina y escritos. El 4 de abril de 1894, León XIII lo beatificó, Pío XII lo nombró patrono del clero secular de España en 1946 y Pablo VI lo canonizó el 31 de mayo de 1970. Fue proclamado Doctor de la Iglesia el 7 de octubre de 2012 por el papa Benedicto XVI.

La comunidad disfrutó tras la misa de una comida en un restaurante avilesino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine