Lne.es »

La Alcaldesa pide medidas para reducir los niveles de benceno en la ciudad

"Vivimos un mayo horroroso y en junio seguimos igual", señalan los ecologistas tras recoger casi siete mil firmas contra la polución a través de una campaña en internet

14.06.2016 | 11:46
Instalaciones de Baterías de coque, en Avilés.

"La Alcaldesa de Avilés transmitió a la consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, la preocupación por las emisiones de benceno en la ciudad", aseguró ayer Luis Ramón Fernández Huerga, concejal de Urbanismo y portavoz socialista en el Ayuntamiento. "Nos consta que nos ha escuchado. En marzo pasado se abrió el plazo para la renovación de la Autorización Ambiental Integrada de Arcelor en Asturias y el benceno está en la agenda", añadió el edil avilesino. "El Ayuntamiento ha hablado con el Principado porque, pese a que el promedio de emisiones de benceno por año no supera el límite legal, cualquiera que viva en la ciudad sabe que hay días en que se huele más de la cuenta", reconoció Fernández Huerga.

"El problema del benceno tiene fácil solución: que Baterías de coque recorte sus emisiones. Nos están diciendo que van a construir unas nuevas en Gijón, un cantar que llevamos oyendo años. Mientras tanto, aquí seguimos. Vivimos un mes de mayo horroroso y en este junio seguimos igual", aseguró, por su lado, Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecologista de Asturias (CEA). Este colectivo ha promovido una campaña de recogida de firmas en la plataforma digital Change.org en contra de las emisiones de benceno en la comarca que, en pocos días, ha sido seguida por casi 7.000 personas. "No tenemos mucha esperanza en que esta medida surta efecto, pero parece que nos equivocamos. Era una reclamación de un grupo de Facebook muy activo: 'Avilés sin complejos'", añadió Pontigo.

"En la comisión de calidad del aire hemos analizado los resultados recogidos por las distintas estaciones de medición que tenemos en Avilés. En la de Llaranes destacan los niveles de benceno, es cierto, pero no más allá de los límites. Esto lo señalamos -yo mismo- a los responsables del Principado", apuntó Fernández Huerga. "Lo que hay que hacer es encontrar la manera de que se hagan compatibles el mantenimiento de la actividad industrial con la responsabilidad ambiental", apuntó el responsable político avilesino. Los ayuntamientos, en todo caso, carece de competencias en esta área.

Los ecologistas, mientras tanto, han conseguido el apoyo de 7.000 personas a una petición en la que se puede leer: "En la comarca de Avilés, llevamos años sufriendo la contaminación del peligroso benceno. Este pasado mayo fue el peor mes desde hace ya muchos años, llegando a ser la contaminación 8 veces más que en el resto de Asturias". La petición de los firmantes es diáfana: "No podemos seguir sufriendo este contaminante que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha determinado que como cancerígeno para los humanos. De hecho, puede causar varias formas de cáncer si se da una exposición prolongada".

Lo que se gestiona actualmente en el Principado es la renovación de la Autorización Ambiental Integrada de Arcelor. Se trata de una normativa que viene de la Unión Europea que la administración regional gestiona en su territorio. "Es esta la que tiene que dar de paso el plan de la compañía siderúrgica para no contaminar suelo, aire y agua", explicó Pontigo. "Las empresas que precisan de esta autorización en el Principado son algo más de sesenta. Nosotros hemos alegado en algo más de cuarenta", reconoció el portavoz de la CEA. Entre estas empresas está Arcelor. La Coordinadora Ecologista presentó una serie de alegaciones al proyecto de renovación de la autorización de Arcelor. "Pero nunca nos han hecho caso y no lo van a hacer ahora", se lamentó Pontigo. Por otro lado, la CEA denunció que las emisiones de benceno "se dispararon el domingo" y se mantuvieron muy altas ayer lunes "de acuerdo a la única estación que mide estos valores: Llaranes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine