La erosión ha puesto la playa de Salinas contra las cuerdas

19.06.2016 | 05:13

El invierno de 1990 fue fatídico para Salinas: sendos temporales derruyeron el paseo marítimo de la localidad y desde entonces nada ha vuelto a ser lo mismo en una playa que durante décadas se había caracterizado por la abundancia y la calidad de su arena. La acción erosiva del Cantábrico, favorecida según el consenso de los expertos en Geología por las obras de dragado en la ría de Avilés, trae de cabeza a los vecinos y usuarios de la playa, que ni siquiera recuperó su aspecto primigenio cuando en 2004 el Ministerio de Medio Ambiente le "inyectó" 438.000 metros cúbicos de áridos extraídos del fondo del mar. Para el recuerdo quedan aquellas instantáneas de un playón rebosante de arena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine