El Puerto y el Principado blindarán al consejo de la rula frente a la reprobación de la Cofradía

"Virgen de las Mareas" quiere hacer valer su condición de accionista de la lonja para depurar responsabilidades por la gestión y la sanción fiscal

28.06.2016 | 01:50

La cofradía de pescadores "Virgen de las Mareas", en su condición de copropietaria de la sociedad Nueva Rula de Avilés, promoverá esta mañana un acuerdo de la junta general de accionistas para reprobar al consejo directivo de la entidad, si bien su iniciativa no tiene visos de prosperar a la vista de que los accionistas mayoritarios -la Autoridad Portuaria de Avilés y el Principado de Asturias, dueños del 66 por ciento de la sociedad- anunciaron ayer mismo que rechazarán la propuesta de la cofradía blindando de ese modo al consejo.

La postura oficial sobre la reprobación a los consejeros que hoy se ve obligada a adoptar la junta de accionistas de la lonja pesquera avilesina recrudece el enfrentamiento que desde hace meses mantienen la cofradía local de pescadores y la parte mayoritaria del accionariado de la rula. En el origen de este culebrón está la censura que merece la gestión de la rula a los directivos de "Virgen de las Mareas", la preocupación por el rumbo que lleva la lonja (la que más pescado vende de toda Asturias) y, de un modo muy especial, las decisiones tomadas en su día para llegar a un acuerdo sancionador con la Agencia Tributaria a raíz de una inspección realizada a Nueva Rula de Avilés y en el transcurso de la cual se detectaron irregularidades contables.

La dirección de "Virgen de las Mareas" sigue una hoja de ruta que tiene como meta hacerse con el control de la rula de Avilés por medio del control previo de una mayoría del capital social; este plan está a expensas de llegar a un entendimiento sobre el precio de las acciones que ahora poseen el Principado y la Autoridad Portuaria. Desde la cofradía han sido constantes las críticas vertidas contra la gestión realizada en la lonja con el beneplácito de los socios públicos y a la vista de que nada cambia, la intención es quemar nuevos cartuchos con el propósito de forzar los acontecimientos.

"Sabemos que es previsible que la junta general de accionistas rechace nuestra iniciativa de reprobación, con eso ya contamos; pero una ver agotada esta primera fase tendremos las manos libres para acudir al Juzgado y promover esa misma reprobación, en este caso desde la legitimidad de nuestra condición de accionistas", comentó el secretario de la Cofradía y portavoz habitual de la misma , Alejandro Álvarez.

La Cofradía ha facultado a un experto en Derecho Mercantil para que la representa en la junta de accionistas a celebrar esta mañana. El orden del día incluye la aprobación de las cuentas del pasado ejercicio -la Cofradía tampoco acaba de verlas claras- y la petición de aclaraciones por parte de "Virgen de las Mareas" de aspectos controvertidos de la gestión pasada, como la inspección fiscal y el papel que jugó cada consejero en la misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine