30 de junio de 2016
30.06.2016

Rodríguez Vega: "Algunos armadores pidieron a la rula el pago de sus multas"

"La cofradía, que hace tiempo que no representa al gremio, pretende desprestigiar el trabajo de la lonja", afirma el presidente del Puerto

30.06.2016 | 12:06
Santiago Rodríguez Vega, al fondo de la mesa, presidiendo, el martes, la última junta de accionistas de la empresa Nueva Rula de Avilés.

Santiago Rodríguez Vega, que a la vez que preside el Puerto de Avilés está al frente de la empresa que gestiona la rula, cargó ayer con dureza contra algunos armadores después de que la cofradía de pescadores "Virgen de la Marea" acusara a la lonja de cobrar 600.000 euros en negro, tal y como adelantó ayer LA NUEVA ESPAÑA. "Algunos armadores que censuraron que nuestra sociedad hubiera alcanzado un acuerdo con la Agencia Tributaria para pagar la sanción impuesta por el caso del 'pescado negro', nos pidieron el pago de sus multas, las que les impuso Hacienda a ellos mismos", sentenció.

Rodríguez Vega también cargó contra la cofradía "Virgen de las Mareas": "Hace tiempo que no representan al gremio y los que hablan en su nombre lo hacen en verdad para tapar sus vergüenzas. Lo único que pretenden es desprestigiar el trabajo de la sociedad Nueva Rula de Avilés. No sé de dónde sacan eso del dinero negro: ellos saben mucho más que nosotros de ese tema". "Nueva Rula de Avilés ha presentado pérdidas porque hemos tenido que hacer frente a una multa por mala administración, pero que no es imputable a esta dirección. Sin este pago estaríamos más o menos bien, como cualquier otra lonja del sistema portuario español en este momento en el que hay pocas capturas", destacó.

Los ataques de la cofradía de pescadores "Virgen de las Mareas" a la sociedad Nueva Rula de Avilés, recalcó Santiago Rodríguez Vega, "vienen desde la fundación de la empresa", hace casi una década. "No estamos quebrados, pese a que eso es lo que buscan un par de armadores que mandan a un abogado a una junta de accionistas en lugar de hablar directamente con nosotros", apuntó el presidente de la Autoridad Portuaria. "Tener a éstos de la cofradía como socios es insufrible", añadió. "Lo que buscan es que entremos en quiebra, pero nada más lejos", subrayó el responsable de la sociedad.

Las relaciones entre los socios de Nueva Rula (el Puerto y el Principado por un lado y la cofradía por otro) son malas casi desde el anuncio de la creación de la sociedad. En 2008, se produjo una estampida de algunos barcos a Burela, en Lugo. De entonces acá, Rodríguez Vega asegura que "sólo se ha producido el desguace de algún barco, no hay causa de disolución, ni necesidad de una ampliación de capital", destacó el presidente de la empresa.

La cofradía "Virgen de las Mareas" es propietaria de un tercio de Nueva Rula de Avilés. Según Rodríguez Vega, el representante nombrado por los pescadores (un abogado) no abrió la boca el martes, en la junta de accionistas. Sin embargo, el colectivo de pescadores denunció que la empresa ingresó 600.000 euros procedentes, según la versión de la cofradía, del cobro de comisiones de ventas realizadas en "B" entre los años 2009 y 2011 (en ese periodo Rodríguez Vega no estaba al frente de la sociedad).

La Nueva Rula cobra por dos vías: una comisión de un tres por ciento por la descarga de mercancía al armador que elige las instalaciones para su subasta y otro tres por ciento al comprador. La empresa no tiene más ingresos y, con ellos, tiene que hacer frente a gastos sociales (31 trabajadores más 10 eventuales, cuando los hay) y de mantenimiento. Esta tasa es semejante a la que se cobra en otros puertos del entorno. Cuando hubo operaciones en negro (las que investigó Hacienda y por las que multó a la sociedad) éstas no superaron el 10 por ciento. La situación en la lonja sigue enconada. Y no parece que vaya a mejorar a corto plazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine