04 de julio de 2016
04.07.2016

Los científicos del IEO evaluarán este mes la presencia de cetáceos en el cañón de Avilés

Los expertos del Oceanográfico participan con el barco "Ángeles Alvariño" en una campaña internacional hasta el día 29

04.07.2016 | 11:31
El mapa de muestreo; en azul destacan las zonas que se cubrirán con avioneta y, en rosa, con barco.

El Instituto Español de Oceanografía, el IEO, participa este mes en una campaña internacional a gran escala que tiene por objeto estimar la abundancia de cetáceos en aguas del Atlántico europeo. Tres buques y siete avionetas muestrearán simultáneamente el océano durante todo el mes, haciendo en Asturias especial hincapié en lo que consideran el "bloque III" que se corresponde con las inmediaciones del complejo sistema de cañones submarinos de Avilés y lugar de especial importancia por la presencia de cetáceos. Los científicos del IEO trabajarán como en otras ocasiones a bordo del buque oceanográfico "Ángeles Alvariño" en aguas oceánicas del golfo de Vizcaya y del oeste de la plataforma gallega.

Este proyecto, denominado "SCANS-III", representa la continuación de iniciativas similares llevadas a cabo en 1994 y 2005-2007, cuyo objetivo es el estudio a gran escala de la distribución y la estimación de la abundancia de cetáceos en aguas del Atlántico europeo. El muestreo consistirá en un recorrido en ziz-zag durante el cual un equipo de observadores buscará evidencias de la presencia y número de ballenas, delfines y marsopas, además de tomar muestras de agua para determinar si es posible detectar también su presencia mediante el análisis de ADN en el agua de mar.

El cañón de Avilés es, salvando las distancias, lo más parecido a un gran acuario natural donde los cetáceos han encontrado su hábitat ideal. Considerada un paraíso para las investigaciones científicas, la gran sima abisal avilesina es el hogar de incontables especies marinas y la guarida del legendario kraken (calamar gigante). Dada la importancia natural de este enclave que a sólo siete millas de la costa avilesina alcanza los 4.750 metros de profundidad, en el cañón se han realizado diferentes campañas de investigación en los últimos años que han resuelto su inclusión en la red de áreas marinas protegidas.

Gracias a "SCANS-III" se podrá determinar si ha habido cambios en la distribución y abundancia de las diferentes especies de cetáceos a lo largo de estas dos últimas décadas en el Atlántico europeo. Mediante el estudio de las tendencias de las poblaciones se podrá conocer el estado de conservación de varias especies de cetáceos y se hará a la escala espacial biológicamente apropiada, ya que cubrirá el área de distribución de las poblaciones.

"La información obtenida de este tipo de campañas es esencial para informar las medidas de gestión que aseguren la conservación de estas especies en todo el Atlántico europeo", explican representantes del IEO. El proyecto cuenta con el apoyo de los gobiernos de Dinamarca, Francia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido.

La campaña española comenzó el sábado y se prolongará hasta el 29 de julio a bordo del buque oceanográfico del IEO "Ángeles Alvariño" y cubrirá las aguas oceánicas del golfo de Vizcaya y del oeste de la plataforma gallega. La campaña está dirigida por Begoña Santos Vázquez, jefa del Área de Pesquerías del IEO, en la primera parte, y por Xulio Valeiras Mota, investigador del IEO, en la segunda parte, ambos del Centro Oceanográfico de Vigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine