08 de julio de 2016
08.07.2016
Lne.es »

Los últimos cómicos de la legua

La Compañía Asturiana de Comedias reivindica "el teatro asturiano" en la inauguración de una muestra sobre la formación

08.07.2016 | 13:05
La Compañía, en el Palacio Valdés. A la izquierda, Armando Felgueroso, la concejala Yolanda Alonso y el director del museo, Manuel Hidalgo. Junto a estas líneas, reconocimientos de la Compañía.

Primero fue Isidro Carballido, Alfonso Iglesias, Pachín de Melás, Aurora Sánchez o Rosario Trabanco. Así desde 1920 y hasta primeros de la década de los ochenta. "La cosa entonces empezó a fallar y hubo un tiempo sin actividad. En 1986, cogí yo la compañía", dice Eladio Sánchez, el actual director del grupo de teatro más veterano del Principado, un verdadero clásico de la escena regional; promotor pertinaz del "teatro asturiano, que no costumbrista, que costumbrista es también Eugene O'Neill", reivindicó Sánchez, que participó ayer en el Museo de Avilés en la inauguración de una muestra que cuenta la historia de un modo singular de entender el mundo de la escena, la de los últimos cómicos de la legua.

Sánchez es actor, su madre Aurora Sánchez era actriz. "Mi padre era apuntador de la primera compañía y mi hijo Norberto también se dedica a esto", cuenta el director de la Compañía Asturiana de Comedias, que estuvo acompañado en el acto inaugural por el director del Museo, Manuel Ángel Hidalgo, por la programadora de teatro de Avilés, Julia Rodríguez, y también por la concejala de Cultura, Yolanda Alonso. "Mi hijo Eladio, el tercer Eladio, es el más listo de nosotros: trabaja en la Agencia Tributaria", bromeó el director de la compañía. "Pero por poco tiempo: estoy soltando amarras", reconoce Sánchez. Y algo de eso parece ser cierto cuando el grupo anuncia para fines de agosto el estreno de "La máquina de retratar", de Sergio Buelga. "Nos dan tres días porque solemos llenar. No es presunción", se justifica Sánchez. La comedia de Buelga será la primera que no dirija el director señero en muchos años. "Ahora sólo estoy con 'Los carromateros', que es la que hicimos el año pasado. El 12 la presentamos en Grado", anunció Sánchez.

Los de la Compañía de Comedias se iniciaron en el teatro Campoamor en junio de 1920. Entonces había un programa doble: "Un día en Uviéu" y "La sosiega". Pachín de Melás era el comediógrafo. "Y mi madre ya estaba allí, como actriz de reparto", cuenta Sánchez, que no se sumó al grupo hasta 1952. Había hecho teatro de autor: O'Neill, Miller, Beckett... Era uno de los componentes de "La máscara", un grupo que fue historia de la escena nacional en el momento en que ser moderno y ser actor eran cosas incompatibles.

"Nos fuimos a América. Partimos en octubre de 1954 y regresamos de milagro en junio del siguiente año. Se acabó el dinero y se acabó todo. Habíamos actuado en Santo Domingo, en Cuba, en Puerto Rico...", cuenta Sánchez ahora mientras recorre la exposición que resume los casi cien años que tiene una compañía "que sale a escena a divertirse y que espera que los que están en el patio de butacas también se diviertan", resumió Armando Felgueroso, otro de los componentes del grupo.

Las obras que levanta la Compañía Asturiana de Comedias han sido estudiadas por autores tan variados como el catedrático Jesús Menéndez Peláez o el crítico de teatro Boni Ortiz. Muestra de ello hay en la exposición. "Avilés siempre nos acogió: en la primera época y también después, desde 1990" , anunció Sánchez. De hecho hubo un tiempo en que el teatro Palacio Valdés programaba en el mes de julio teatro asturiano. La funciones de la Asturiana eran las más esperadas. "Ahora hacemos veintitantas funciones al año", reconoció el histórico farandulero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine