13 de julio de 2016
13.07.2016
Lne.es »
CASTRILLÓN

Triguero achaca a un "asunto político" la polémica por la playa de perros

"El informe en contra del acceso de mascotas es valorativo y no se ciñe a la legalidad", responde la Alcaldesa al Gobierno regional

13.07.2016 | 11:58
Zona de la playa de Bayas en la que está prohibida la presencia de perros; al fondo, la caseta de los socorristas.

La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero (IU), afirmó ayer que el informe técnico de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales que rechaza la playa de perros de Bayas, "es valorativo y no se ciñe a la legalidad". La Alcaldesa señaló que se trata de un "asunto político". "El presidente de la asociación de vecinos de Bayas y algunos grupos políticos municipales están intentando dañar la imagen de IU y no se dan cuenta que no es así, sino que van contra los usuarios de la playa de perros", afirmó.

"En el fondo es un asunto político. En Gijón hay una playa para los perros aprobada por unanimidad por todos los grupos municipales. Estamos haciendo lo que hacen otros ayuntamientos habilitando espacios para perros y somos pioneros en ello", dijo la Regidora. Triguero indicó que el documento del Ejecutivo regional está redactado por una técnica, pero no avalado por una resolución política. "El informe responde a las quejas de la asociación de vecinos de Bayas. La Consejería no presentó alegaciones al acuerdo plenario y tiene otro escrito avalado por más de 2.500 firmas que apoyan la playa de perros de Bayas", añadió.

La Alcaldesa, aseguró, en contra de lo que dice el informe técnico, que las normas de uso de la zona habilitada para mascotas están en la playa para conocimiento de los usuarios: "Hay señalización sobre la normativa que tienen que cumplir las mascotas en el aparcamiento de la playa. Los perros tienen que estar atados y no pueden acceder a la zona de dunas ni estar sueltos". Sobre la posibilidad de habilitar otra playa del concejo distinta a Bayas, Triguero aseguró que se estudiaron varias opciones.

"Bayas tiene casi cuatro kilómetros de longitud y solo se permite la estancia de mascotas en un tramo de unos 700 metros. Antes de tomar la decisión valoramos otros arenales, pero las rechazamos porque tenían más afluencia de usuarios y no era fácil acceder a ellas con las máquinas de limpieza", dijo.

Por su parte, el portavoz municipal del PP, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, se quejó ayer de la falta de información del gobierno castrillonense tanto a los grupos municipales como a los vecinos de Bayas y pidió la convocatoria de una comisión municipal extraordinaria de Interior para debatir el asunto. "Lamentamos el despropósito en que se está convirtiendo la playa para perros de Bayas. A la falta de información a los vecinos por parte del grupo de gobierno, ahora se suma un informe negativo del Principado después de que la concejal de Interior, Mar González, nos reiterara que no había ningún problema con el Principado, lo que, a la vista del informe, o no era así ya de inicio y no se nos dijo, o el incumplimiento de la normativa por parte del grupo de gobierno municipal de IU ha influido en cuestionar a posteriori la medida tomada", afirmó el portavoz popular.

"Exigimos explicaciones claras al gobierno municipal y, si es necesario, que se adelante la comisión de Interior ordinaria o se celebre una comisión extraordinaria y urgente para informar y debatir el tema por parte de todos los grupos municipales", concluyó Quiñones.

La propuesta del gobierno local de IU de habilitar la playa de perros en Bayas fue secundada por el PSOE y Foro; el PP y Ciudadanos se abstuvieron y sólo votaron en contra los ediles de Castrillón Sí Puede (marca Podemos en el concejo).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine