14 de julio de 2016
14.07.2016

Cruz Roja prevé volver a su sede en septiembre, cuando finalicen las obras

La ONG está pendiente del permiso para habilitar pequeños apartamentos

14.07.2016 | 03:42
Un contenedor de obras, ante la sede de Cruz Roja.

Cruz Roja tiene previsto volver en septiembre a su sede de la calle Jovellanos, que desde hace unas semanas está en pleno lavado de cara. Los trabajos se ciñen a las dos primeras plantas del edificio, que hasta 2013 acogía un geriátrico. La organización va a agrupar en ellas oficinas de atención al público, salas para impartir cursos y un salón de actos. En la parte del sótano habrá dos pequeñas aulas y la sede de Cruz Roja Juventud.

"Las obras están bastante avanzadas. La intención es que terminen como muy tarde en la primera semana de septiembre y el objetivo es estar ya operativos allí en octubre", explicó Belarmino Martínez, presidente de la asamblea de Avilés de Cruz Roja. Ahora, la organización está en la sede de la Fundación Metal. Los trabajos consisten, entre otros, en el cambio de todo el saneamiento y tuberías, que data de 1962. "Lo estamos renovando prácticamente todo", añadió el presidente de la asamblea avilesina.

La ONG, además, está a la espera de que el Ayuntamiento de Avilés les conceda licencia para reformar las plantas superiores, donde estaban las habitaciones del antiguo geriátrico, para acoger a los refugiados que lleguen a la ciudad. "El plan de acogida estuvo medio parado y en cuanto nos volvieron dar la orden retomamos todo. Ya tenemos el proyecto y estamos esperando la autorización para ejecutar las obras", comentó Martínez. Cada una de las tres plantas albergará cuatro pequeños apartamentos. Todas las obras se sufragarán con fondos de la propia organización no gubernamental.

En la actualidad, cada uno de los pisos dispone de ocho habitaciones con baño compartido (uno por cada dos dormitorios). Cada apartamento ocupará el espacio de dos habitaciones más el baño y tendrá un pequeño "office" con electrodomésticos para calentar la comida, por ejemplo. La intención de Cruz Roja es acoger a familiar formadas por una pareja y dos hijos. Serían en torno a medio centenar de personas. "Si finalmente los refugiados no vienen a Avilés, buscaremos otros usos", aseguró el presidente de la asamblea . El colectivo local de la organización se fundó en 1928 y ahora cuenta con la colaboración de 1.461 socios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine