14 de julio de 2016
14.07.2016
Lne.es »

Los proteccionistas urgen un plan para atender 38 colonias de gatos en la ciudad

Una asociación que destinó 1.219 euros al cuidado de felinos callejeros en Jardín de Cantos reclama al gobierno local que le pague esa cantidad

14.07.2016 | 03:42
Un gato callejero en un jardín de Avilés, entre basuras.

Alrededor de dos mil felinos deambulan por Avilés, según cálculos del colectivo "SOS Gatos". Y, aunque el empeño de este colectivo por cuidar a los mininos es grande, la falta de recursos económicos limita sus actividades. Por este motivo, reclaman al Ayuntamiento que tome cartas en el asunto. "Solicitamos al equipo de gobierno que a través de colectivos animalistas implante un proyecto de gestión de colinas felinas ético, humano y respetuoso con la vida basado en la información, la educación y la concienciación para lo que solo hace falta voluntad y poco presupuesto", manifiestan los representantes de este colectivo, que cuentan con el respaldo del presidente de la asociación de vecinos de Jardín de Cantos, Antonio Cabrera.

Solo en este barrio avilesino, "SOS Gatos" ha invertido en los últimos años 1.219,18 euros "supliendo la obligación que por ley tiene el Ayuntamiento" de recoger animales abandonados. El dinero se dedicó a ovariohisterectomías, desparasitaciones, radiografías, analíticas o medicamentos y ahora se lo reclaman al gobierno local. "El artículo 19 de la ley 12/2002 de Protección Animal del Principado de Asturias establece que la esterilización de los gatos y la devolución a su lugar de origen es competencia del Ayuntamiento, que está obligado a hacerlo por iniciativa propia o a instancia de una asociación de protección animal", precisan los integrantes de "SOS Gatos", que señalan que por falta de presupuesto se han visto obligados a interrumpir las campañas de control de natalidad y atención veterinaria de los mininos callejeros de Jardín de Cantos.

Los miembros de "SOS Gatos", que apenas suman una decena, suelen saltar a la luz pública cuando un animal está en apuros o cuando denuncian casos de envenenamiento de los mininos por parte de vecinos con pocos escrúpulos. Pero el trabajo diario de los voluntarios del colectivo va más allá: atienden urgencias, vigilan la salud de los ejemplares con síntomas de estar enfermos, procuran la eutanasia a los gatos clínicamente desahuciados y realizan campañas de esterilización para mantener a raya el tamaño de la comuna gatuna.

Ahora, más necesitados que nunca de apoyo, los miembros de "SOS Gatos" reclaman, como ya hicieron en diciembre del pasado año, la responsabilidad del gobierno avilesino para que colabore económicamente como en su día hizo el Ayuntamiento de Castrillón o como es costumbre en los concejos de Oviedo, Gijón y Mieres.

Además de los amantes de los gatos, en Avilés son muchas las personas que tienen perro y que llevan años clamando la construcción de un albergue para sus mascotas. En este sentido, el concejal de Recursos Urbanos de Avilés, el socialista Miguel Ángel García Balbuena, aseguró hace menos de quince días que la comarca contará con un servicio de recogida de animales hasta que se construya dicha perrera. La comarca avilesina mantiene la posibilidad de que la demandada perrera se habilite en terrenos del Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa). Dicho albergue de animales podría beneficiar a perros y gatos. Las cifras de felinos callejeros en Avilés no son baladí.

"SOS Gatos" estima que más de dos mil gatos campan libres por Avilés, la mayoría concentrados en alguna de las 38 colonias callejeras que tiene censadas la asociación protectora, una entidad cuya capacidad de actuación depende de la buena voluntad de sus miembros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine