20 de julio de 2016
20.07.2016
Lne.es »

"Me gusta mucho el producto asturiano", confiesa el hostelero Gerardo Oter

El afamado empresario y el alcalde de Colunga, Rogelio Pando, reciben las distinciones de Gastrónomos del Yumay

20.07.2016 | 03:52
Por la izquierda, Gerardo Oter; su esposa, Teresa Torre; Justo García, propietario del restaurante Yumay; el alcalde de Colunga, Rogelio Pando, y Lola Sánchez posan con la distinción.

La cofradía Gastrónomos del Yumay distinguió ayer a Gerardo Oter por sus cuarenta años de exitosa carrera hostelera, que suma más de veinticinco locales en Madrid. Oter, que comenzó como empleado de la prestigiosa marisquería Corinto en 1963, se declara amante de la cocina regional: "Me gusta mucho el producto asturiano, sobre todo la faba. También me gusta mucho la nobleza de los asturianos", confesó. Los del Yumay galardonaron también al alcalde de Colunga, Rogelio Pando, en un guiño al médico colungués Grande Covián que pone su nombre a las Jornadas Internacionales de Jamón Ibérico.

La pasión de Gerardo Oter por la hostelería nació fruto de un seminario en Sigüenza. "Descubrí entonces que me encantaba esta profesión. El aspecto que me hizo decidirme por ella fue, entre otras cosas, que me gusta mucho relacionarme con la gente", comentó. Actualmente el manchego forma parte de "Chaîne des Torisseurs", una de las asociaciones de restauradores más importantes del mundo.

El empresario manchego afirma que sus primeros años en la capital de España fueron duros. "En esa época (años sesenta) no existían casi ofertas de trabajo. Tenías que ir como quien dice sin sueldo, a probar suerte, y ahí veías de verdad si te gustaba el trabajo", señaló. Las claves de su carrera hostelera son el trabajo, la organización y la buena administración. "Sin estos principios no puedes plantearte tener éxito en esta profesión. No debes regatear sobre las horas de trabajo", explicó Oter, cuyos negocios, en vez de disminuir, crecieron en época de crisis.

El hostelero manchego no dudó en desvelar por qué sus negocios tienen éxito: "Usamos productos de muy buena calidad, tenemos precios muy ajustados y un servicio muy bueno", señaló. El primer establecimiento de este empresario manchego fue "el Barril Express", orientado a las tapas. Su salto a la gastronomía de más entidad se dio con "Asador Gerardo". "Con el paso de los años acabé cogiendo más cariño al 'Barril Express' que al 'Asador Gerardo', porque es un local más de tapas que me encanta", comentó Oter, cuya carrera hostelera ha estado dedicada en especial al marisco y a los productos del mar. Dos son los restaurantes asturianos, "Teitu" y "La Leñera", que posee este empresario.

Severo Ochoa

La distinción del Yumay pone el broche de oro a una carrera en continuo crecimiento, dentro de un grupo hostelero en el que también participan los hijos de Gerardo Oter, un trayecto influido por Asturias y que llevó a un chaval de dieciocho años de un pequeño pueblo de Guadalajara a triunfar en la capital de España. Ayer en el Yumay también se habló mucho y bien de Colunga, así como del médico Grande Covián y otro grande de la medicina: el luarqués Severo Ochoa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine