02 de agosto de 2016
02.08.2016
Lne.es »
Los cursos de verano de La Granda

El coste de las terapias biológicas pone en jaque al sistema de salud, opina Del Busto

El Consejero defiende que la Sanidad controle la introducción de nuevos fármacos "porque es pública y no discrimina entre ricos y pobres"

02.08.2016 | 04:02
Por la izquierda, Juan Velarde, Pedro Sabando y Francisco del Busto, ayer, en un salón de La Granda.

Los avances en investigación y los nuevos medicamentos biológicos han supuesto una revolución desde el punto de vista sanitario: enfermos con patologías complejas como la artritis reumatoide han visto cómo se abría una puerta a la esperanza gracias a unos fármacos diseñados para estimular el sistema inmunológico, algo comparable con una vacuna. Pero estos medicamentos tienen un coste elevado, de 3.000 a 12.000 euros por paciente y año. Del precio de estos fármacos habló ayer en los cursos de La Granda el consejero de Sanidad, Francisco del Busto. "O afinamos mucho o podemos poner en riesgo la viabilidad del sistema de salud por el alto coste en farmacia, que ya es altísimo", advirtió.

"Hay que estar preocupados con las terapias biológicas en cuanto al coste altísimo de los fármacos y orgullosos, como profesionales y gestores, de que los investigadores día a día saquen nuevos fármacos que mejoran la supervivencia y reducen la morbilidad y mortalidad", dijo el Consejero, que mostró su apoyo a los científicos. Pero puso el acento en el precio de las terapias biológicas. "Hay en cartera unos doce fármacos nuevos para salir al mercado en los próximos cinco, seis años. Esto nos llevará a afinar mucho el aporte de estos fármacos o podemos poner en riesgo la viabilidad del sistema", reiteró Del Busto, que puso como ejemplo que la cobertura de la hepatitis C supone para el Principado casi 25 millones de euros por año.

Defendió a su vez que sea el sistema sanitario el que module la introducción de nuevas tecnologías y nuevos medicamentos "porque es público, es para todos y no discrimina entre ricos y pobres". Francisco del Busto inauguró ayer un nuevo seminario en La Granda con el título de "Terapias biológicas 15 años después". El Consejero incidió en que Asturias es una comunidad muy envejecida -por encima de la media nacional- y que el impacto del gasto será mayor frente a otros territorios. "Por esta razón es muy importante luchar muy intensamente desde todas las comunidades autónomas con la industria farmacéutica para modular los precios de estos fármacos que en determinados casos no están pareciendo excesivos", dijo.

Agregó al respecto: "Yo entiendo que la industria farmacéutica tiene que recuperar el dinero invertido en investigación, pero la prueba la tenemos con los fármacos de la hepatitis donde se ha pasado de pagar 1.000 dólares por semana cuando salieron los primeros en Estados Unidos a los novecientos de tratamiento completo que cuesta en Egipto", subrayó. Y dijo: "Entre ambos precios hay un camino importante para negociar con la industria para que los fármacos entren al precio que es realmente adecuado".

El también médico José María Álvaro-Gracia, jefe de la unidad de Terapias Biológicas del Hospital La Princesa, de Madrid, defendió por su parte en La Granda que a largo plazo el uso de terapias biológicas supondrá un ahorro para las arcas. Y se explicó: "La artritis reumatoide es una causa muy frecuente de incapacidad laboral y esto supone un coste para la sociedad y los pacientes, una cuestión que hay que incorporar en la ecuación de estos tratamientos", dijo. Álvaro-Gracia incidió en que las terapias biológicas son fármacos "muy sofisticados" que se desarrollan por técnicas de ingeniería genética, por lo tanto difíciles de fabricar.

Ecuación

"Lo importante es llegar al equilibrio: es fundamental seleccionar a los pacientes que se van a beneficiar de las terapias biológicas porque no todos las necesitan y, al mismo tiempo, se debe ajustar el precio de forma que sea sostenible para la sociedad", concluyó.

José María Álvaro-Gracia Álvaro consideró una "verdadera revolución" las terapias biológicas para las personas que sufren artritis reumatoide o psoriasis, dos de las enfermedades que se benefician de la terapia biológica. "Estas enfermedades producen síntomas que limitan la calidad de vida, son causa frecuente de baja laboral y, además, casos como la artritis reumatoide, disminuyen o acortan la vida. Había una clara necesidad de fármacos más eficaces y esto en gran medida lo han aportado las terapias biológicas, por eso no es exagerado decir que hay un antes y un después en el tratamiento de estas patologías", concluyó.

Hoy el curso de sanidad de La Granda continuará a partir de las 10.15 horas con Juan Carlos Torre Alonso, profesor titular de la Universidad de Oviedo y jefe de la unidad de reumatología del Monte Naranco, que disertará sobre las terapias biológicas aplicada a la artritis psoriásica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine