13 de agosto de 2016
13.08.2016
Lne.es »

El temor a los recortes pone en pie de guerra al personal de las "escuelinas"

Las tres educadoras avilesinas despedidas exigen su reincorporación y en Castrillón varias profesionales han recibido cartas "inquietantes"

13.08.2016 | 06:15
Representantes de los diferentes organismos y entidades que respaldan a las educadoras de las "escuelinas", reunidos ayer en Avilés.

Las educadoras de las escuelas infantiles de la ciudad -La Toba, El Quirinal y La Magdalena- están en pie de guerra contra la política de recortes. No aceptan ni un despido, y ya tienen tres sobre la mesa. En Castrillón algunas educadoras han recibido también cartas de preaviso que siembran dudas de su continuidad para el próximo curso lectivo. En el caso avilesino, las afectadas exigieron ayer al gobierno local que lidera la socialista Mariví Monteserín que anule dichos despidos "por respeto a los profesionales y a los usuarios de estos centros". Elena Vallepuga, en nombre de las trabajadoras de las "escuelinas" de Avilés, destacó que "la calidad no solo se consigue con más plazas, sino con más personal". Añadió al respecto: "Si el Ayuntamiento tiene dinero para hacer obras y abrir nuevas unidades, ¿cómo no tiene dinero para el personal?" El gobierno local confía en que sus propios despidos queden sin efecto cuando la Consejería, que ha prometido la continuidad de las afectadas, atienda sus alegaciones.

La presidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles de 0 a 3 de Asturias (AEIPA 0-3), Henar García Rubio, exigió por su parte un cambio en el modelo de gestión, que considera "caduco". "El modelo se gestó en un momento de transición y ahora necesita un cambio porque tal y como está cada vez genera más diferencias entre los diferentes municipios", dijo, mientras Luis Fernández, miembro del Movimiento por la Escuela Pública en Asturias, manifestó: "Lo que está ocurriendo ahora es la consecuencia de una batalla que tiene el daño en la base, que es que el ciclo dirigido a niños de hasta tres años no está todavía reconocido en el tramo educativo". A su modo de ver, esta contienda "solo beneficia a las guarderías privadas, que como su nombre indica son aparcamientos de niños". Del conflicto desatado en Avilés con el despido de tres educadoras de las "escuelinas", Fernández matizó: "En este caso no sé si el PSOE local y regional es cómplice o enemigo, pero lo que logra es dañar a la escuela pública".

Vallepuga, García Rubio y Fernández celebraron ayer por la mañana una asamblea en Avilés en la que analizaron el futuro de las educadoras y de las escuelas infantiles asturianas. Contaron con el respaldo de todos los grupos políticos de Avilés -excepto el PSOE-, sindicatos y representantes del movimiento social de la ciudad. En este marco reivindicaron alto y claro "plantillas fijas independientemente de las matrículas". "Las plantillas deben estar formadas por dos educadoras a jornada completa por unidad más una persona dedicada a la dirección; hay que dotar asimismo de presupuesto a las escuelas infantiles", planteó García Rubio. La presidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles de 0 a 3 recalcó a su vez que desde la Consejería de Educación "no se puede dejar en manos del Ayuntamiento a las educadoras".

"Genaro Alonso (el consejero de Educación) debería reunirse con la plataforma contra los recortes y asociaciones de madres y padres, entre otros, y estudiar un nuevo modelo de gestión que nosotros creemos que pasa por la integración de las escuelinas en Educación. Además, debe fijar la plantilla desde ya y abrir todas las aulas aunque no estén llenas. Esto no es un negocio, es una escuela pública", sentenció.

La exigencia de establecer plantillas fijas implica tener, como mínimo, lo que se denomina la pareja educativa a jornada completa por cada grupo de niños, lo que evitaría estos problemas "curso tras curso". Las educadoras exigen también transparencia en el proceso ya que, en su opinión, los datos de matriculación deberían de ser públicos y anunciarse con mucha más antelación de lo que actualmente se está haciendo.

García Rubio realizó un relato cronológico de los tres despidos en Avilés. Dijo: "Es lamentable que año tras año en agosto las educadoras de las escuelinas quedemos en tierra de nadie con ayuntamientos que le pasan la bola al Principado y un Gobierno que le da la pelota a los ayuntamientos". A las educadoras de Avilés les respaldan más de 3.000 firmas de apoyo que entregaron recientemente por registro en el Ayuntamiento y en el Gobierno regional. "Tener educadoras a jornada completa sí es apostar por la pareja educativa, por las escuelas y por la calidad", concluyó la presidenta de AEIPA 0-3, que advirtió de que en caso de que no haya una respuesta a sus reivindicaciones, en septiembre volverán con las concentraciones de protesta para forzar una solución definitiva a una situación que afecta a educadoras y padres.

El equipo de gobierno local mantiene que el trámite de notificación iniciado por el Ayuntamiento sobre tres despidos en las escuelas infantiles de la ciudad quedará sin efecto en el momento en el que la Consejería de Educación y Cultura formalice oficialmente la aceptación de las alegaciones municipales presentadas. Estas alegaciones se presentaron el pasado día 5 de agosto y en ellas el Ayuntamiento de Avilés reclama dos educadoras más a media jornada y otras dos más a jornada completa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine