14 de agosto de 2016
14.08.2016

La cerveza casera compite con la sidra

Decenas de personas elaboran el espumoso brebaje de forma artesanal, una práctica habitual para conseguir birras asturianas

14.08.2016 | 05:42
La cerveza casera compite con la sidra
Youssef, en el centro, durante un momento de la cata a ciegas.

La elaboración de cerveza casera gana cada vez más adeptos, lo que está permitiendo que florezcan en Asturias catas, tiendas especializadas en las que adquirir el "kit" de principiante y también concursos como el que ayer se celebró en Avilés, en el marco del Festival de la Cerveza. La prueba consistía en una cata a ciegas: cuatro jueces probaron doce elaboraciones caseras de una cerveza fresca estilo "American pale ale" y eligieron ganador a Julio Roces, de Oviedo. En segundo lugar quedó Daniel Fombella, de Luanco, y en el tercer puesto, Javier Fernández, de El Entrego. El jurado valoró el aspecto visual de la bebida, el aroma, el sabor, la sensación en la boca y la fidelidad al estilo, entre otros puntos.

"Hacer cerveza es fácil, lo complicado es sacar una buena cerveza", manifestó David Youssef, juez del concurso con la certificación BJCP (Beer Judge Certification Program) y responsable de "Cervecería Cimmeria" de Oviedo. Destacó que cada vez más asturianos elaboran cerveza en casa, una bebida que por consumo y ahora también por su forma de elaboración casera compite con la sidra. "Se puede hacer buena cerveza con poco presupuesto, con lo que hay en una cocina de cualquier casa es suficiente para iniciarse en este mundo. Luego hacen falta maltas, lúpulo, levadura y algún fermento", explicó Youseff. La persona que elabora cerveza dedica una jornada completa de trabajo y debe esperar como mínimo un mes para saborear el espumoso brebaje artesanal.

El "kit" básico para los principiantes se puede adquirir por unos cien euros y el resultado son alrededor de veinte litros de cerveza casera. "Es brutal degustar una cerveza hecha por uno mismo", añadió Youseff antes de que comenzara el primer concurso regional de cerveza "Homebrewing", que se celebró en "La Escuelina" de la plaza de abastos de Avilés.

Andrés Torre, responsable de la cata a ciegas y gerente de "El lúpulo feroz" de Oviedo precisó que Asturias está ahora en plena eclosión cervecera. "Esta moda importada de países de tradición cervecera comenzó a despuntar hace unos quince años en España y en estos momentos está en auge. Aquí en Asturias hay muchas personas que elaboran cerveza en casa", dijo. Solo ayer participaron doce personas en el "Homebrewing".

"En este tipo de eventos puede participar cualquier persona que elabore cerveza en casa. Luego los jueces valoran cada uno de los trabajos teniendo en cuenta distintos factores", explicó Torre, encargado de ofrecer al jurado los brebajes sin que este viera las botellas, chapas o etiquetas de los envases para evitar cualquier trampa. Finalmente el ganador fue por unanimidad Julio Roces. Los premiados recogieron los galardones en un acto que se celebró a las siete de la tarde en la pista de la Exposición.

El auge de la cerveza artesanal en los últimos años está relacionado también con la amenaza al reinado de las grandes marcas industriales, que en meses han visto como lo artesano gana fama en el mercado y ocupa mayor espacio en las estanterías de los establecimientos especializados. En el Festival de la Cerveza de Avilés se pueden encontrar estas nuevas marcas y también las industriales. El certamen cerrará sus puertas mañana. Los hosteleros, algo roncos por los excesos de los últimos días, valoran el éxito de público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine