17 de agosto de 2016
17.08.2016
Lne.es »

Los vecinos y los comerciantes alaban La Exposición como sede fija de festivales

"El barrio está más animado, todos ganamos", afirman los hosteleros de la zona tras la celebración del certamen intercéltico y el de la cerveza

17.08.2016 | 10:17
Los vecinos y los comerciantes alaban La Exposición como sede fija de festivales

Los vecinos y los comerciantes del entorno de la pista de La Exposición, en Las Meanas, celebran el éxito que ha supuesto para la zona centro de Avilés acoger dos de los eventos que más afluencia de público mueven en verano: el Festival Intercéltico y el de la Cerveza. La mayoría coincide en afirmar que la ubicación de ambos certámenes ha sido un "acierto total", y ha tenido un impacto muy positivo sobre los negocios colindantes, además de permitir a los residentes disfrutar de fiestas al lado de casa sin demasiadas molestias.

Los establecimientos del entorno han sido los principales beneficiados del traslado de los dos certámenes a este lugar. "Han tenido una influencia muy positiva, aportando un buen número de clientes a los negocios hosteleros de la zona. Bien es cierto que el Festival de la Cerveza ha contribuido menos al aumento de clientes, ya que dispone de puestos de venta de comida y bebida, por lo que el público objetivo es distinto. El Intercéltico, por otra parte, sí que ha supuesto un impacto notable, ya que se dirige a un espectro más amplio y no tiene un marcado carácter gastronómico", sostiene Francisco Javier Gascón, que está al frente de una cafetería situada junto a la mencionada explanada. Además, destaca el buen tiempo como uno de los factores decisivos a la hora de atraer público a estos recientes eventos.

Estas dos citas también han ayudado a que Las Meanas no sea una mera zona de tránsito, sino que el público asistente a los festejos se quede en el lugar, con los beneficios que eso acarrea para el comercio. "Trasladar estas fiestas aquí no solo repercute en los números que registren los negocios del lugar, sino que favorece que el barrio esté más animado y que haya mucho más ambiente. De esta forma, Las Meanas deja de ser una zona de paso. El resto del año, el aspecto de este lugar es bastante desangelado, no hay casi gente", explica Dulce María Albuerne, de un quiosco situado frente a La Exposición.

"El lugar permite que los festejos disfruten de un mayor espacio para llevar a cabo las actividades y tener más sitio para las carpas y toda la logística. Aquí es mucho más amplio y eso favorece también que estas fiestas puedan acoger a mucha más gente", señala Marcelo Acuña, de otro negocio de las proximidades.

La localización de estas citas no solo ha despertado una gran respuesta entre la población de la villa, sino que ha atraído a muchos foráneos que ha aprovechado sus vacaciones para pasarse por Las Meanas, además de los visitantes de otras ciudades que no han querido perder la ocasión de disfrutar de ambos eventos. "Se ha notado un aumento del turismo en la zona, y eso se refleja en las cuentas. Al incrementar los visitantes, sube el consumo y los negocios experimentan muchas más ventas. Este año ha habido mucha gente de fuera y en la hostelería estamos encantados", declara Lorena González, que trabaja en una confitería.

Ubicar dos de los festivales más emblemáticos del calendario festivo avilesino en esta céntrica zona no solo ha beneficiado al entorno de Las Meanas, sino que ha otorgado mayor visibilidad a estas dos citas, acostumbradas a dispersarse por distintos barrios de la ciudad. "Situarlos en La Exposición, en pleno centro de Avilés, ha dado más notoriedad a los mismos y ha atraído a mucha más gente que en otras ediciones, donde solía fragmentarse más el público al trasladar los festivales a barrios distintos en vez de tenerlos concentrados en uno. Había ediciones pasadas que contaban con poca gente porque no lucían como lucen estas, ya que donde sitúes las fiestas tiene mucho que decir en el éxito o fracaso de las mismas", comenta Raquel Prendes, vecina de la zona, encantada con la nueva situación de ambos festivales.

"Para mí, la ubicación está perfecta. Es ideal: me permite salir de casa y tener la fiesta al lado. Te ahorras mucho desplazamiento, no tienes que coger el coche para moverte. Además, el hecho de estar en el centro, y en un sitio tan amplio, atrae a mucha gente de otras partes de la ciudad. He venido varias veces a estos dos festivales aquí y la verdad es que han estado genial. Al tratarse de dos citas de corte familiar, no tienen el mismo impacto que, por ejemplo, una fiesta hasta altas horas de la noche con música a todo volumen y que incluya botellón", afirma Fernando González, también residente en una calle próxima.

Los más pequeños de la casa también disfrutaron de la nueva ubicación de estos dos eventos, ya que los clásicos hinchables pudieron disfrutarse en ambos festivales, si bien el numerosos público que se congregó en la amplia explanada avilesina requirió de una mayor precaución por parte de los padres a la hora de vigilar a los niños para evitar que estos se perdieran entre la multitud de público que llenó el espacio festivo. "Pudimos aprovechar en familia de los festejos de estos días sin ningún problema. El hecho de que haya mucha gente en La Exposición te obliga a una mayor vigilancia de tus hijos para que no los pierdas de vista entre la gente, pero estando un poco atento no tienes por qué preocuparte. Vinimos un par de veces y lo hemos disfrutado mucho", indica Carlos Hevia, vecino del entorno de Las Meanas.

El Festival Intercéltico tuvo lugar del 25 al 31 de julio en la mencionada explanada, mientras que el Festival de la Cerveza se celebró entre el 9 y 15 de agosto. Dos semanas llenas de música, ambiente y diversión que, animadas por el buen tiempo, inundaron el centro de Avilés de celebraciones para todos los públicos. La novedad que supuso el traslado del Intercéltico a La Exposición, junto al afianzamiento del Festival de la Cerveza en esta ubicación, explicaron el éxito de los dos eventos, que este año tuvieron récord de asistentes.

La revalorización de estos dos festivales, a tenor del buen registro de público asistente a ambos, hace tener muy en cuenta esta céntrica ubicación a la hora de ubicar futuras ediciones de estas dos clásicas citas festivas del verano avilesino. Una repetición de enclave que, en vista de la acogida popular, sería muy bien recibida por los comerciantes y vecinos de la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine